Niño de 8 años le regaló a su mamá una casa con increíble emprendimiento

La historia del pequeño Aaron se ha vuelto viral.

La pandemia nos ha golpeado a todos. Y el golpe no ha sido solo a nivel sanitario. Muchas familias quedaron sin empleo debido al Covid-19. Pero, entre tanta desgracia, surgen los milagros, como el que le ocurrió a una madre mexicana, quien para la sorpresa de todos recibió una casa a costa del emprendimiento de su pequeño hijo Aaron. Sí, un niño de 8 años le obsequió un hogar a su mamá.

La inspiradora historia Berenice Pacheco y su pequeño hijo se volvió viral en Internet. Es una muestra de superación personal como cuesta creer en el mundo actual y pueden considerarse verdaderos milagros.

Berenice es madre soltera. Tenía con ella a Aaron y a una hija de 2 años. Quedó desempleada con la pandemia de coronavirus. Así qu tuvo que mudarse a un cobertizo. No tenían nada. Ella se sentía deprimida de no poderle ofrecer una buena vida a sus pequeños, pero todo estaba a punto de cambiar.

Las condiciones de la madre antes de que su hijo realizara el emprendimiento

“No teníamos otra opción más que instalarnos en esa diminuta construcción y rezar para que la situación mejorara”, señaló la mujer de 30 años a Today al recordar esos tristes días antes de que su hijo iniciara el emprendimiento.

Berenice es inmigrante ilegal de origen mexicano. Ella radica desde hace algún Los Ángeles. Luego de quedar sin trabajo sentía que no tendría futuro, ni siquiera podía asegurarles una educación a sus hijos.

Por más que trataba de salir adelante, la situación mundial se los impedía. Los pequeños ni siquiera podía recibir educación porque no contaban con Internet. Aunado a todo debían emplear los baños públicos de un restaurante para hacer sus necesidades y poder bañarse.

“Como madre me rompió el corazón. Sentí que les estaba fallando a mis hijos. Las plazas (parques) siempre los hizo felices, pero luego los cerraron y no podíamos salir a ningún lado. Estábamos atrapados en ese cobertizo”, añadió Berenice, según reseña el portal Mag.

La idea que cambió sus vidas

Una tarde el pequeño Aaron le pidió a su madre le comprara una golosina. Ella  no tenía dinero y le hizo un duro comentario, sin pensar en lo que estaba a punto de generar “¿Por qué no te armas tu propio negocio y así te compras los que quieres”. La pregunta fue el inicio para que Aaaron, en vez de entristecerse, comenzara a pensar en un emprendimiento.

Así nació Aaron’s Garden, que hoy es un productivo negocio. “Se le ocurrió la idea de empezar a vender plantas”, dijo Berenice a la fuente.

El niño de 8 años le contó a su madre sobre el emprendimiento que tenía en mente. Ella decidió darle los últimos $12 dólares que tenía ahorrados y depositó toda la esperanza en su pequeño hijo.

El cambio inesperado

Con el dinero compró le dio su humile madre, Aaron compró 8 suculentas. Colocó una mesa en la puerta y vendió cada una de las plantas. Logró recuperar recuperó su capital y una ganancia de 4 dólares. Con 16 dólares en la mano decidió volver a invertir.

Ahora, luego de algunos meses, el niño de 8 años es nada más y nada menos que el gerente de Aaron’s Garden. Gracias a la ayuda y a donaciones recibidas a través de Gound Found le logró comprar un departamento a su mamá y, además, hacer crecer aún más su negocio.

Además, con su esfuerzo logro volver a unir a toda su familia. Esto debido a que Ayleen Pacheco, su hermana mayor, pudo regresar con ellos tras haber sido enviada a México con sus abuelos en el año 2018, reseña la fuente.

“Estoy muy orgullosa de mi hermano, porque fue él quien me recuperó”, expuso la niña a la cadena ABC. Los díastristes en el cobertizo quedaron atrás. La vida de los Pacheco cambió radicalmente gracias al emprendimiento de un niño de tan solo 8 año, quien nos enseña que no hay excusas en la vida para poder seguir adelante, a pesar de las adversidades.

 

Más de este tema:

 

Te recomendamos en video: