El truco y el peligro de la viralidad de TikTok: dejar descargar videos publicados

Una vez que se publica un video, cualquiera puede descargarlo y darle el uso que quiera

TikTok, la red social china de moda, que ya acumula más de mil millones de descargas, se ha convertido en espacio de fácil viralidad en el que los usuarios no siempre son conscientes de la que cualquier seguidor puede tomar su videos y hacer con ellos los que quieran.

¿Cómo ubicar los lives en TikTok?

Básicamente los "En vivo" son la opción más secreta de TikTok. Te diremos cómo hacer para no perdértelos.

Una vez que comparten un vídeo, cualquier persona puede además de descargarlo, difundirlo a través de otras aplicaciones.

Aquí llegamos al verdadero punto débil de TikTok: su privacidad.

Al subir un video, el usuario puede elegir si va a verlo todo el mundo, solo los amigos o que sea privado.

Pero la aplicación permite descargar los vídeos subidos por otros usuarios, lo que puede traer graves consecuencias para quienes deciden darse de baja en la red social o eliminar un contenido que se arrepintieron de subir  y ven cómo vuelve a difundirse en la red a través de terceros.

TikTok TikTok - Pinterest

 

A ello se suma que quizá un adolescente no esté tan consciente de qué tipo de material sube y puede publicar videos que puedan perjudicarlos a ellos y a sus familiares o allegados en el futuro.

También lee: Gestiona la privacidad de ti cuenta de TikTok en pocos pasos

Allí es importante concienciar a los padres, tutores o representantes legales de los jóvenes, sobre la importancia de los datos de sus hijos y qué aplicaciones utilizan.

¿Y si quieres eliminar contenido tuyo que otro ha subido?

Según la política de privacidad de TikTok, los usuarios tienen derecho a solicitar la rectificación o eliminación de sus datos personales o la limitación del procesamiento de sus datos.

WhatsApp alegrará sus chat con stickers animados como Telegram

La aplicación se copió los stickers animados, que desde siempre tuvo Telegram.

En estos casos el usuario debería escribir a la persona que ha difundido el contenido sin permiso para que lo retirara y, si esto no sucede, puede acudir a la Agencia de Protección de Datos correspondiente para que intervenga, pudiendo derivar el caso en los tribunales.

Si acaso el problema se soluciona, cuando suceda, el daño ya está más que difundido.

Todos sabemos que por mucho reclamo, una vez difundido un contenido en Internet, no hay quien lo pare.

Te recomendamos en video: