Los girasoles blancos son tan únicos como hermosos y querrás tener unos ahora mismo

¿Algunas vez habías escuchado sobre los girasoles blancos?

Las flores tienen una energía poderosa que llenan nuestro espacio de vida. Son desintoxicantes mentales y embellecen cualquier rincón. Ya sea que te apasione la jardinería o estés comenzando a llenar tu espacio de plantas, te encantará conocer la variedad que existe.

En esta ocasión tenemos una de las flores más populares y bellas: los girasoles.

Estos han sido protagonistas de películas e historias fantásticas por su gran tamaño y vibrante color. El amarillo de sus pétalos está relacionado con la vitalidad, el calor, la energía, la luz y la creatividad. De una forma u otra, nos recuerdan al sol, especialmente porque se sabe que se mueven en torno a la posición de este. Pero, ¿sabías que existen más tipos y colores de girasol?

TAMBIÉN LEE:  Las orquídeas negras son tan hipnotizantes que se convertirán en tu nueva obsesión

Existe una especie de girasoles que carecen de ese color amarillo pero que son igual de hermosos. Se trata de los girasoles blancos o girasoles italianos. Estos se cultivan a partir de semillas de flores Helianthus annus. Algunos en realidad son variaciones del amarillo pálido, casi blanco que se elevan de 5 a 7 pies de altura. Las flores medirán aproximadamente 4 pulgadas de diámetro.

girasol blanco Dreamstime/ Girasol blanco - Dreamstime

Se clasifican como una planta de floración anual que crece rápidamente, florece abundantemente y luego muere con la primera helada.

Los girasoles se encuentran entre una de las plantas más fáciles de cultivar a partir de semillas de flores frescas. No tardan mucho en germinar, necesitan poco o ningún cuidado y no son demasiado exigentes con las condiciones del suelo.

Los girasoles crecen raíces largas y pueden pudrirse si las raíces se inundan. Se recomienda verificar verificar que la tierra esté dura y compacta antes de sembrar. Estas flores disfrutarán estar en un área donde obtengan luz solar durante la mayor parte del día y deben regarse diariamente para que el suelo se mantenga húmedo hasta que haya germinado.

Las semillas comienzan a germinar dentro de 7 a 10 días después de la siembra.

girasol blanco

Te recomendamos en video