La misión espiritual de los perros en nuestra vida

Tener un perro en tu vida es una bendición

¿Sabías que tu perro, además de hacerte compañía, tiene la misión de apoyarte en los momentos más difíciles de tu vida? Sí, los perros son criaturas que se dejan llevar por el amor, el afecto y el cuidado. Son honestos, leales y extremadamente fieles.

Cuando llega un perro en nuestra vida no es por casualidad. Son seres muy especiales que fungen el papel de grandes guardianes de la familia o, especialmente, como miembros de nuestra familia, son guías de luz encarnadas y según creencias ancestrales, muchos de ellos llegan para cancelar algún karma familiar o su propio personal.

Ser dueña de un perro significa saber exactamente lo que quiere con cada mirada y cada ladrido. Significa tener a alguien a quien realmente le guste escuchar tus cantos en la cocina o tus quejas sobre lo mala que fue tu cita con un chico. Significa tener siempre a alguien dispuesto a escuchar sin juzgar y que se pondrá junto a ti cuando tus lágrimas corran por tus mejillas sin razón.

Sí, son animales, pero tienen una forma de ser que les ha hecho ganar el título de "el mejor amigo del hombre". No sería extraño pensar que estos peludos compañeros tienen una misión específica en nuestra vida.

LEER MÁS: Un científico explica por qué hablar con tu mascota te hace más inteligente

perro

TAMBIÉN LEE: Así puede afectar tu vida la muerte de una mascota

Los antiguos griegos pensaban en los perros como genios, como "poseedores de cierto espíritu elevado". Platón se refirió al perro como un "amante del aprendizaje" y una "bestia digna de admiración". Muchos otros filósofos de su época, amaban la simplicidad de la vida del perro y alentaban a los seres humanos a emularla.

Hoy incluso existen terapias con mascotas, avaladas por la ciencia, las cuales se utilizan para traer bienestar a quienes sufren. El simple movimiento de la cola de un perro puede hacer sonreír a un extraño. Esto ayuda a aumentar sus vibraciones, un factor muy importante para la recuperación o la estabilidad emocional.

A veces, la misión de estos los perros son considerados ángeles con un significado especial para nuestra vida. Son protectores de la energía que absorben las vibraciones que no están en equilibrio y a través de nuestros mimos es como les ayudamos a deshacerse de lo malo que absorben. Tienen una sensibilidad tan alta que les permiten percibir y observar más de lo que podemos imaginar por ello, son capaces de ver dimensiones o niveles de conciencia para alertarnos del peligro.

Los perros son maestros del amor incondicional. Son fieles, nunca olvidan saludarnos o mover la cola cuando nos ven. A cambio, estos ángeles de cuatro patas piden solo una cosa: amor, y algo de buena comida y agua.

Tener un perro significa que tienes un vínculo especial con un ser espiritual que nunca se puede romper. Significa que tienes un amor que nunca morirá.

Te recomendamos en video