¡Día del Melón con Vino! Conoce los secretos para hacer este popular trago veraniego

Este 15 de enero se celebra el día nacional del “Melón con Vino”, por lo que aquí te dejamos algunos consejos para celebrar como se debe este trago que se ha convertido en un verdadero “emblema nacional”.

Si en Brasil existe el agua de coco para refrescarse, en Chile no podíamos ser menos con el clásico y refrescante Melón con Vino, un brebaje que es estrella este verano, es transversal a todas las clases sociales e, incluso, tiene su propio día que se celebra a nivel nacional este 15 de enero.

Pero ¿Por qué este trago es tan admirado por todos los chilenos? Primero que todo, en esta parte del mundo se está viviendo el verano, una época donde se hace más vida social y también se organizan distintos panoramas para sobrevivir al calor. Por esto, el alcohol es un invitado estelar en esta época del año.

melonconvino660x550.jpg

(cc) JanOSpixeles |Flickr

Por otra parte, es la temporada de las frutas donde hay una gran variedad de éstas para elegir y, como no, el melón tuna es uno de los preferidos por su dulce sabor, frescura y porque es una fruta económica. Además, el vino es prácticamente un emblema nacional, por lo que hay distintos tipos y su precio está al alcance de todos.

En conclusión, la combinación del vino con la frescura del melón tuna lo convierten en un trago apetecido por todos los chilenos en esta época veraniega.

Pero, para disfrutar y celebrar como se debe, te dejamos algunos consejos que entrega la revista Rayuela Corta, creadores de este verdadero “día nacional”:

Melones bien maduros

Lo primero que se debe hacer es comprar los melones tuna o calameño, aunque se recomienda elegir los primeros ya que son más dulces, tienen menos pepas y son más económicos.

Además, deben estar maduros y bien aromáticos para realizar este trago.

No olvidar el azúcar

Además del vino y del melón, no puede faltar el azúcar. La cantidad recomendada son cuatro cucharadas de té , aunque se puede utilizar endulzante para aquellos que quieren conservar la línea este verano.

Pero, como en gustos no hay nada escrito, hay algunos que prefieren el melón al natural sin azúcar. Lo importante es que el trago sea dulce.

Mucho vino…para que no falte

Como dice el dicho popular, es “mejor que sobre a que falte”, por eso se recomienda utilizar el vino que viene en grandes cantidades, como un vino en caja de dos litros, un bidón o “garrafa” que cuestan alrededor de tres mil pesos.

3186328521e688fab2bc660x550.jpg

© Flickr julio zuñiga

Melones extra helados

Una de las principales características de este trago es su frescura, por lo que se recomienda mantener los melones en el refrigerador, por lo menos, durante una hora.

También puede agregar hielo a la preparación para que esté aún más frío.

Corte el melón con cuidado

Para hacer este trago, se debe hacer un orificio en el melón que debe medir entre 7 y 10 centímetros de diámetro, dependiendo del tamaño del melón. Y antes de llenarlo con vino- también puede ser fernet, ron o pisco para los valientes– se debe sacar todas las pepas y como la mitad de la pulpa.

Hay que tener cuidado con raspar mucho el melón, ya que el vino lo puede traspasar y comenzar a gotear. Además, cuando este sacando la pulpa, procure dejar algunos trocitos de melón picados para combinarlo con el melón.

¡Listo! ya se puedo disfrutar de este dulce y refrescante brebaje que lo ayudará a sobrellevar las altas temperaturas. Lo importante es festejar con tranquilidad y disfrutar el trago con amigos o familia.