Lifestyle

Un nuevo modelo de bicicletas compartidas nace en Copenhague

AirDonkey es un modelo que une a los dueños de bicicletas desaprovechadas con gente que necesita una para recorrer la ciudad.

Imagina un servicio que es una mezcla entre Airbnb y Uber pero con bicicletas. Esta es la propuesta de una startup en Copenhague que quiere unir a los propietarios de bicicletas abandonadas con aquellas personas que no tienen una. Su creador Erdem Ovacik quiere hacer de AirDonkey una forma de llenar las ciudades de bicicletas.

La idea principal es que si a alguien le sobra una bicicleta o no utiliza mucho la suya, pueda rentarla a alguien que la necesite por día o semanas. El mercado de este servicio serían turistas, locales y en general, a cualquiera que quiera una bicicleta como medio de transporte.

Para participar en el negocio tienes que comprar el AirDonkey kit que incluye un candado para la llanta trasera y que se desactiva a través de una aplicación para móviles. Este sistema permite rastrear la localización de las biciletas para que a través de la app, sepas dónde está ubicada, abrir el candado y tomar la bicicleta por el tiempo que la necesites.

El kit también incluye calcomanías para identificar las bicicletas participantes en el programa. El dispositivo de seguridad funciona con baterías que duran hasta 500 días. El costo de este kit es de 80 euros y la renta sugerida para ciudades como Londres y Copenhague sería de 10 euros, así que la inversión se recuperaría rápidamente, tomando en cuenta que el activo más caro ya lo tienen.

Donkey Republic, la empresa que dirige AirDonkey planea llevar su sistema a la mayoría de países europeos. Habrá retos a enfrentar ya que no es común en todos los países dejar su bicicleta con un candado en la calle pero son obstáculos a los que cualquier startup se enfrenta y vence aunque haya quienes no crean en sus probabilidades de éxito.

Tags

Lo Último


Te recomendamos