Cómo preparar la masa sablée perfecta

Prepara las mejores tartas y galletas con esta masa básica, ¡aquí te contamos el secreto!

Esta es una receta básica para todo cocinero. Mientras la masa brisée que se usa para las quiches, esta se usa como fondo de tartas dulces o simplemente para hacer galletas.

Su nombre, sablée, significa “arenosa” en francés. Y justo el secreto es que quede con esa consistencia de arena compacta, como un polvorón que se desbarata a la menor provocación.

Para lograrlo, el chiste es agregar la mantequilla muy fría e integrarla a la harina sin que se caliente, así que la congelamos y la rallamos como queso para no pasar tiempo desbaratando trozos grandes con las manos, que la calentarían de más.

El otro secreto de la sablée perfecta es sustituir una parte de la harina por almendras en polvo. Un poco de cáscara de limón para darle sabor y listo, tienes una masa de concurso.

Ingredientes

  • 1 taza de harina
  • 1 taza de almendras en polvo
  • 125 gr (1/2) taza de mantequilla
  • 1 yema de huevo
  • 50 ml de leche
  • 1/4 taza de azúcar glass (flor)
  • la ralladura de 1 limón verde
  • 1 pizca de sal

Cómo preparar la masa sablée perfecta

  1. Congela la mantequilla
  2. Mezcla la harina, la almendra y la sal; colócalas sobre tu superficie de trabajo
  3. Agrega la mantequilla rallada y mezcla con las manos hasta obtener una consistencia arenosa, no demasiado tiempo para que el calor de tus manos no derrita la mantequilla
  4. Agrega la ralladura de limón y forma un hoyo en el centro de la mezcla
  5. Bate la yema junto con el azúcar hasta que esponje un poco; agrega le leche y bate un poco más
  6. Agrega esta mezcla al centro de la mezcla de harina y une con las manos hasta formar una bola de masa

Si no vas a usarla de inmediato, mete la bola en una bolsa de plástico, aplánala y congélala ya plana, para facilitarte extenderla después sin calentarla

Fuente: Y Pola cocina así