Galletas de limón y chía

Una saludable y deliciosa opción para consentir a los tuyos.

Los bocadillos saludables son mis favoritos, porque a veces pensamos que cuidarnos es el equivalente a no comer nada rico y eso es falso. Existen muchos súper alimentos y variaciones en las recetas que podemos hacer para hacerlas más saludables como utilizar endulzantes naturales como miel y stevia o cambiando la harina regular por otras mejores como la de coco.

Estas galletas son un perfecto ejemplo de que saludable no es lo mismo que aburrido o sin sabor. Éstas están llenas de proteína y de todos los beneficios de las semillas de chía, así que son perfectas para chicos y grandes.

Tiempo de elaboración | 35 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 1/4 taza de harina de coco
  • 2 cucharadas de proteína de vainilla
  • 3/4 cucharadita de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de goma de xantan
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • 1 1/2 cucharada de aceite de coco y mantequilla sin sal, derretida
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de limón recién exprimido
  • 1/4 taza de agave
  • 2 cucharadas de stevia

Cómo preparar galletas de limón y chía

  1. En un tazón pequeño, mezcla la harina, el polvo de proteína, Iel polvo para hornear, la goma de xantan, la sal, las semillas de chía y la ralladura. En un tazón separado bate el aceite de coco, el huevon y el extracto de vainilla. Agrega el jugo de limón y el agave. Después agrega la stevia hasta que se disuelva por completo. Incorpora la mezcla de la harina de coco, hasta que se haya incorporada por completo. Deja que la mezcla repose durante al menos 10 minutos.
  2. Mientras la masa reposa, pre-calienta el horno a 170ºC y cubre una charola con papel pergamino.
  3. Vierte la mezcla en 12 bolitas de masa en la charola para hornear y aplástalas hasta el grosor deseado. Hornea a 170ºC durante 11-13 minutos. Enfría las galletas durante al menos 10 minutos antes de servir.

Fuente: amyshealthybaking