Prepara unos camotes con toque mediterráneo

Perfectas para servir como bocadillos o como una entrada ideal para todos.

Diferentes culturas conforman la comida mediterránea, pero todas tienen en común los ingredientes que se utilizan; en ella es común encontrar garbanzos, hierbas y cítricos que al combinarlos crean un sabor especial.

Mayo Clinic, menciona que a dieta mediterránea suele recomendarse para personas con problemas del corazón porque se basa en su mayoría en granos, vegetales, semillas legumbres y nueces y evita el alto consumo de carnes.

Si te sientes con ganas de cocinar algo internacional, con alto valor nutricional la cocina mediterránea es una excelente opción. Los camotes son deliciosos sin importar su presentación pero con esta receta podrás darle un muy buen uso a tu horno y sorprenderás a todos con una entrada con apariencia a restaurante. Pruébalas y sorpréndete con este sabor que cruza unos cuantos mares para llegar hasta ti.

Tiempo de elaboración | 35 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

Para los camotes

  • 4 camotes medianos
  • 425g de garbanzos, lavados y drenados
  • 1/2 cucharada de aceite de oliva
  • 1/2 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de cilantro
  • 1/2 cucharadita de paprika
  • Pizca de sal y jugo de limón

Para el aderezo de hierbas

  • 1/4 taza de humus
  • Jugo de 1/2 limón
  • 3/4 cucharadita de eneldo
  • 3 dientes de ajo, molidos
  • Agua o leche de almendra (sin endulzar)

Nota: puedes decorar con tomates, perejil y jugo de limón

Cómo preparar camotes con toque mediterráneo

  1. Pre-calienta el horno a 200ºC y cubre una charola para hornear con papel aluminio.
  2. Lava los camotes y córtalas a la mitad.
  3. Vierte los garbanzos y el aceite de oliva sobre hoja de aluminio. Barniza los camotes con un poco del aceite y colócalas boca abajo en la misma hoja de aluminio.
  4. Coloca la charola en el horno y deja que comiencen a hornearse. Mientras éstos se hornean, agrega todos los ingredientes para el aderezo en un tazón y combínalos bien (agrega un poco de agua o leche pero no demasiada). Sazona al gusto y si quieres incrementar el sabor agrega eneldo, jugo de limón y más hierbas.
  5. Cuando los camotes estén tiernos y los garbanzos dorados, aproximadamente 25 minutos, retíralos del horno.
  6. Para servir, voltea los camotes hacía arriba y aplástalos un poco hacia adentro para formar una especie de cuna. Después agrega los garbanzos, la salsa de perejil y el tomate como decoración. Sirve inmediatamente.
67f2e00b4b1b95206993a7e527646cd2.jpg

(C) Minimalist Baker

Fuente: minimalistbaker