Prepara el té de jengibre y disfruta sus beneficios

El té de jengibre puede regular el calor, ayudar a tu organismo con la digestión y refuerza el sistema inmunológico. ¡Quiero 4, por favor! Aprende cómo prepararlo y conoce más beneficios.

Nos gusta el jengibre. Esta raíz asiática ya es parte de nuestra cocina, está en un té de manzanilla, en jugos, y en una generosa mezcla puede ser parte de un arroz diferente y exquisito.

Pero, este ingrediente también puede ser un rico té para beber durante el día. ¿Algunas razones? Aparte de ser muy sabroso, otros fundamentos para salir ahora por jengibre son:

  • Reduce la inflamación, estimula la digestión y mejora el trabajo del intestino
  • Mejora el sistema inmunológico
  • En caso de que usted está enfermo, acelera el proceso de recuperación
  • Alivia el dolor de estómago
  • Afecta positivamente el sistema nervioso
  • Mantiene el calor corporal
  • Mejora la circulación de la sangre

No pierdas más tiempo y preparar en casa una bebida para brindar sólo beneficios a tu organismo. ¡Salud!

Ingredientes

  • 1 limón
  • 2 a 3 cucharadas de miel casera
  • 1 raíz de jengibre (2-3 cm de largo)
  • 1 litro de agua

Cómo preparar el té de jengibre

  1. Lo primero que tienes que hacer es pelar la raíz de jengibre, después de eso se corta en rollos finos (también puedes rallarlo). Ponga los rollos de jengibre en una olla y vierta el agua sobre ellos.
  2. Hervir los pedazos de jengibre en fuego moderado durante 10 a 15 minutos máximo. Después de haber cocinado lo suficiente, poner la olla lejos del fuego y dejar reposar durante 5 minutos, hasta que se enfríe un poco.
  3. A continuación, sacar los bollos de jengibre de la olla y endulzar el agua con la miel. En caso de que se le haya pasado la mano con el dulzor, puede agregar un poco de jugo de limón. Los resultados son mejores cuando este té se bebe caliente.

Fuente: Health and healthy living