Cómo preparar la paella valenciana

Sumérgete en el sabor de las paellas y atrévete a preparar una con sabor a Valencia.

Sin duda no es una preparación fácil. Quizá para quienes han crecido en una familia paellera, la tradición y la historia, puedan hacer lo suyo a la hora de cocinar, pero quienes estamos lejos de esos sabores, nos puede resultar algo dificultoso. Pero, ¿qué mas da? Te sientes tentado/a de preparar esta delicia, y ya has conseguido todos los ingredientes y una buena olla paellera- no te prives de la posibilidad de disfrutar de estos exquisitos sabores y conocer otras alternativas a la que cocinan en Valencia, como la paella primaveral, la de mariscos y la anacardos.

Disfruta de sabores españoles y ríndete a su majestuosa forma de mezclar los ingredientes. Acompaña con un buen vino y, ¡a comer!

Personas|12

Ingredientes

  • 1 kilo y medio de arroz bomba (de color perlado y grano redondo, ideal para paellas)
  • 1 pollo
  • 1/2 conejo
  • 1/2 kilo de “bachoqueta” (judia -porotos verdes-verde plana)
  • 1/2 kilo de “garrofó” (alubia -poroto- grande y plana)
  • Aceite
  • sal
  • Pimentón
  • tomate triturado
  • azafrán
  • unas ramitas de romero

Opcional

  • 6 alchachofas
  • 1/2 kilo de caracoles

Cómo preparar la paellas valenciana

  1. Toda paella que se precie comienza por un buen sofrito. En una paella cuanto más grande mejor, se sofríe en abundante aceite el pollo, el conejo, las judías, las alcachofas y los caracoles, sazonando con un poco de sal y pimentón hacia el final. Cuando esté bien dorado se añade el tomate triturado y se rehoga. Ojalá los ingredientes sean de temporada.
  2. Con el sofrito listo se debe de añadir el agua. Las proporciones dependen mucho del fuego, del calor que haga, del grado de humedad y de lo grande que sea la paella, pero para comenzar, una buena proporción es la de añadir tres veces el volumen de agua que de arroz,
  3. Echamos ahora algunos troncos más al fuego para que suba de potencia y se haga bien el caldo durante 25 o 30 minutos. Es un buen momento de echar el azafrán o, en su defecto, el sazonador de paella (el más popular es “el paellador), que lleva sal, ajo, colorante y un poco de azafrán.
  4. Luego añadimos el arroz “en caballete” (en diagonal) y lo distribuimos por la paella. Cocemos entre 17 y 20 minutos, aunque aquí el tiempo lo marca de nuevo el grano de arroz y la potencia del fuego, que debemos ir dejando consumirse. Tiene que quedar completamente seco y suelto. Mi recomendación para los primerizos es que tengas una ollita con agua hirviendo al lado, por si hay que añadir agua. A mitad cocción también podemos poner unas ramitas de romero, que retiraremos antes de servir.
  5. Por último, conviene dejar la paella reposar unos minutos tapada con un gran paño o papel de periódico —no es bueno porque con la humedad se puede liberar algo de tinta, pero toda la vida lo he visto usar— antes de servirla, recibe el aplauso de los presentes.

Fuente: Directo al paladar