Futura Ministra de Minería chilena involucrada en acopio de cobre en medio de ciudad de Antofagasta

Como gerenta de administración y finanzas de la empresa operadora del Puerto de Antofagasta (ATI), controlada por el grupo Luksic, Aurora Williams, estuvo detrás del traslado desde Sierra Gorda un acopio de concentrado de cobre que posee metales pesados y arsénico.

Un conflicto ambiental se ha desencadenado en Antofagasta dado a que la empresa Puerto de Antofagasta (ATI), controlada por el grupo Luksic, trasladó desde Sierra Gorda su acopio de concentrado de cobre, al medio de las instalaciones portuarias ubicadas en la poblada ciudad.

Un galpón de recepción, acopio y embarque de concentrado de cobre, que posee metales pesados y arsénico, en el corazón del puerto de Antofagasta, desató la resistencia no sólo de los vecinos y el municipio, sino del Colegio Médico y hasta del Presidente Sebastián Piñera que en una visita a la zona señaló que “no podemos permitir que se repita el fenómeno de polimetales que ocurrió en Arica aquí en Antofagasta y por lo tanto no queremos parar la minería, el desarrollo y el progreso, pero hay que hacerlo definitivamente dentro del marco del cuidado del medioambiente y de la salud, especialmente en la región de Antofagasta”.

La tramitación se hizo, como ya es tradición, separando la obra en tres proyectos, sin ser presentado un Estudio de Impacto Ambiental por la unidad de éstos, y sólo una Declaración de Impacto Ambiental por cada uno de ellos de forma individual. Por su puesto también se capeo la consulta pública a la comunidad, por lo cual la diputada electa Paulina Núñez (RN) y el arquitecto Emille Ugarte, presentaron un recurso de protección contra la Comisión de Evaluación Ambiental Regional de Antofagasta y el Colegio Médico argumentó que se ubican a 15 metros del acopio una escuela de educación básica y una clínica privada, recalcando que Antofagasta tiene los índices de cáncer pulmonar y de vejiga más altos del país, superando en 5 o 4 veces las cifras promedio.

Paulina Núñez, explica que “aquí hay un fraccionamiento del proyecto. Primero se aprobó vía EIA llevar el concentrado de cobre por una tubería para luego acopiarlo en el puerto de Mejillones. Pero Sierra Gorda externaliza y ahí aparecen FCAB y ATI,  ambas ligadas al grupo Luksic. Entonces les aprueban trasladar el mineral con camiones y trenes, que es lo más barato. Una decisión irracional y arbitraria de la autoridad ambiental”.

Aurora Williams como empleada de Luksic, lideró el traslado del acopio a Antofagasta

Detrás de toda esta maniobra está la futura Ministra de Minería de Bachelet, Aurora Williams (independiente cercana al PRSD), que se encontraba desempeñando el cargo de  gerenta de administración y finanzas de la empresa. Es así como el 6 de agosto de 2012 se dio luz verde al proyecto presentado por la empresa Antofagasta Terminal Internacional S.A., denominado “Recepción, acopio y embarque de cobre”. Catorce días después, se aprobaba el proyecto “Transporte ferroviario de concentrado de cobre”, presentado por la empresa Antofagasta Railway Company PLC (FCAB), perteneciente al grupo Luksic.

Sumado a esto, se encuentra su labor como facilitadora de derechos de aguas para transnacionales mineras y el estar a cargo de empujar proyectos de desalación que afectan al ecosistema.  También estuvo a la cabeza del plan para tranquilizar a la población de la grave contaminación por arsénico del agua potable  a causa de la minería en el norte grande.

Es conocido que el grupo Luksic fue uno de los grandes financistas de la millonaria campaña de Michelle Bachelet, un conglomerado empresarial involucrado en la destrucción de material arqueológico de 7 mil años para construcción del relave El Mauro, en la construcción de Alto Maipo, que pone en amenaza la seguridad hídrica del Gran Santiago, además de la contaminación del agua en Caimanes y de ganar derechos de aguas en una localidad que afectada con una sequía extrema.

Este verdadero prontuario, podría ser un obstáculo para una gestión sustentable que desarrolle la minería en un contexto de respeto por el ecosistema y quienes los habitan. Dado a que ésta actividad extractiva es la más importante en Chile, muchas localidades se han convertido en Zonas de Sacrificio, por la extracción, factura y creación de energía, que para abaratar costos echa mano a las termoeléctricas en base a carbón.

Sumado a esto, tenemos el bajo royalty minero, y la invariabilidad tributaria hasta 2017, en donde la cuprífera estatal Codelco aporta en promedio bajo  el 15% del presupuesto anual del Estado por medio del 27% de las exportaciones del cobre y las privadas que se llevan el restante 73%, sólo aportan el 10% del presupuesto, todo esto según Economía y Negocios de El Mercurio, cuestión que no tiene señas de poder cambiar dado al nombramiento de una ex empleada de uno de los grupos más poderosos de la minería privada.

Fuente: El conflicto medioambiental en Antofagasta que salpica a la ministra de Minería de Bachelet