Descubren ejemplares de manatí en el río Coatzacoalcos

Sin un registro científico de su existencia en la zona, descubren un nicho de manatíes viviendo en el río.

El río Coatzacoalcos en el estado de Veracruz es famoso por ser uno de los ríos más contaminados de México. La industria petroquímica asentada en la ciudad que lleva el mismo nombre, los desechos de la actividad portuaria y los sedimentos arrastrados por la lluvia que causa la deforestación son algunas de las razones que le dieron esta categoría.

Bajo este panorama, Pemex instaló en 1997 una planta de tratamiento de aguas residuales para disminuir el impacto de la industria en el ambiente. El río Coatzacoalcos es también el tercero más importante del país por su gran caudal y casi dos tercios de su longitud es navegable.

Al parecer la contaminación del río está cediendo, a menudo se pueden observar toninas acompañando a los barcos que salen del puerto. Pero algo más increíble ha sucedido recientemente, investigadores de la Facultad de Biología de la Universidad Veracruzana (UV) descubrieron un nicho de manatíes, especie en peligro de extinción de la que no se tenía registro en esta zona.

El manatí es protegido de acuerdo a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y desde el año de 1999 se creó el Subcomité Técnico Consultivo para la Conservación, Recuperación y Manejo del Manatí en México.

En el municipio de Alvarado, Veracruz se ha llevado con éxito el programa de rescate del manatí y con base en su experiencia, se ha implementado para su protección en el sur del Estado.

La ubicación exacta del nicho de manatíes no se dio a conocer para no poner en peligro a los ejemplares encontrados pues el hombre los ha amenazado al punto de casi desaparecer en la entidad. La comercialización de estos mamíferos sólo puede llevarse a cabo en situaciones excepcionales ya que el objetivo principal es su protección.

Por lo pronto se encuentran vigilados por la UV, el Acuario de Veracruz, entre otras instancias ambientales, civiles y federales. Como parte del plan de conservación se llevan a cabo actividades de concientización principalmente con los niños de las poblaciones asentadas en torno al hábitat del manatí.

La importancia de trabajar con los niños reside en hacerlos crecer conscientes del respeto que le debemos a las especies con las que compartimos el planeta y que ellos a su vez ayuden a sus padres a entender que el mundo no es sólo nuestro, así las generaciones futuras se desarrollen con una sólida cultura ecológica.

Fuente: Hallan nicho de manatíes en el río Coatzacoalcos (Imagen del Golfo)