Frutas y verduras aumentan precio un 25% por Ingrid y Manuel

El efecto del huracán Ingrid y la tormenta Manuel se sigue extendiendo, ahora afectando a la agricultura y a nuestros bolsillos.

El efecto del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel se sigue extendiendo a lo largo de la República Mexicana. Entre ambos fenómenos afectaron 80% del territorio nacional, dejando a su paso una ola de destrucción, miles de damnificados y 123 perdidas humanas —y se siguen contando—. Pero este efecto se sigue extendiendo y ahora llega a los precios de alimentos básicos como jitomate, limón, cebolla, chile y otros productos.

El precio de productos agrícolas han aumentado en un promedio 25%, después de las afectaciones de Ingrid y Manuel, según datos revelados por la Secretaría de Economía. El paso de ambos fenómenos hidrometeorológicos afectó a la producción agrícola de estados como: San Luis Potosí y sus chiles serranos; Chihuahua, con la cebolla; Hidalgo y su calabacita; Puebla y el cilantro; el tomate verde de Guerrero; la papaya que se produce en Oaxaca; o Michoacán, donde viene el jitomate y el limón.

La inestabilidad de las lluvias afecta a la producción del país. Mientras existen zonas golpeadas por la sequía —y la mano del hombre—, hay otras que sufren afectaciones por la gran cantidad de lluvia. Esto se ve reflejado año con año con ciertos productos; por ejemplo, en Tabasco se da con el plátano, con cada crisis de inundación. Sin embargo, la afectación de Ingrid y Manuel se extienden por un 80% de país y el reflejo se da simultáneo en varios alimentos de distintos orígenes.

El repunte de los precios se dio a partir de este lunes, a diez días de haber comenzado las lluvias. El cilantro que antes costaba MXN 8 pesos, ahora duplica su precio. En el caso de la cebolla, el jitomate, el chile serrano y jalapeño, registran un aumento de 12.50%, 21.42%, 30.77% y 25% respectivamente.

Esta alza es tan sólo el principio de una cadena que, esperemos, no de un rebote más pronunciado. Son apenas 10 días los transcurridos desde que comenzaron los estragos de la tormenta. Hay zonas que, a la fecha, continúan anegadas; un obstáculo en el transporte de productos agrícolas. Mientras tanto los productores seguirán justificando alzas por el problema de desabasto, como lo indica la ley de la oferta de la demanda.

Fuente: Animal Político

FotoJosé Eugenio Gómez Rodríguez (Flickr) / (cc) by-nc-sa