Lifestyle

Energía eólica, una alternativa con enorme potencial en México

Para 2024, se espera que el 35% de la electricidad del país sea provista por empresas de energía eólica; según Asociación Mexicana de Energía Eólica.

Entre las alternativas de energía renovable, México tiene un enorme potencial en el desarrollo de energía eólica. Así lo enuncia la Asociación Mexicana de Energía Eólica, que busca colaborar con el gobierno para beneficiar a 2.2 millones de mexicanos que necesitan electricidad en sus hogares.

Este grupo de empresas en el sector eólico trabaja en un proyecto en conjunto, con una meta: proveer el 35% de la energía eléctrica del país para el año 2024, con esta fuente limpia.

Las compañías que integran el proyecto tienen 80% de las plantas eólicas en mar abierto a nivel mundial. Cuentan con experiencia en el manejo de operaciones eólicas, bioenergéticas, solares y minihidráulicas. Ahora desarrollan el proyecto para el Parque Eólico Mareña Renovables, que se ubicará en Oaxaca.

Son datos que, de momento, hablan de una apuesta a la inversión en energías limpias para impulsar a México. Proyectos que deben respaldarse y evaluarse con respecto al impacto ambiental; sí, las energías limpias mal planificadas pueden afectar a los ecosistemas.

El Parque Eólico Dzilam Bravo, en la costa de Yucatán, pone en perspectiva el beneficio de las energías limpias sobre el daño al ecosistema. Son proyectos que pueden romper con el equilibrio de las especies endémicas, por lo cual es prioritario impulsar estas innovaciones de manera responsable con la naturaleza. En caso de Dzilam, ni siquiera se sabe a quién será destinada esa energía.

Otro caso, el Parque Eólico que se desarrolla en Aguascalientes, cuya energía producirá se venderá a empresas nacionales y en el extranjero. Ante esta tendencia, ¿veremos alguna vez una inversión realmente en beneficio de aquellos que más lo necesitan?

México es rico en alternativas de energía, sea hidráulica, eólica, solar o biomasa; necesita apostar a estas energías, de eso no tenemos duda alguna. Sin embargo, usar estas palabras como bandera de proyectos sustentables no garantiza que sean libres de impacto ambiental. Las inversiones necesitan una evaluación previa para saber el costo/beneficio; nosotros como ciudadanos debemos exigir que así sea.

Fuente: Planeta Azul

FotoLaloixx (Wikimedia) / (cc) by-sa

Tags

Lo Último


Te recomendamos