Cómo preparar el magret de pato a la naranja

Aprende esta tradicional receta francesa, incluso si hay diabéticos en casa. ¡Te vas a lucir!

El pato a la naranja es un plato muy típico de Francia. Tiene fama de ser complicado aunque en realidad es laborioso, no difícil de hacer.

Como siempre con el magret, el chiste está en el tiempo de cocción: no debe cocinarse de más. Pero si te armas de paciencia y sigues la receta al pie de la letra, no tiene por qué salir mal.

¡Manos a la obra!

Ingredientes

  • 5 naranjas valencianas
  • 1 kilo de magret de pato
  • 1/4 de cebolla morada
  • 2 zanahoria
  • 50 gramos de azúcar o 12 gramos de azúcar para diabéticos
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 5 cl de vinagre de vino
  • un chorrito de Grand-Marnier (o en su defecto Cointreau)
  • sal y pimienta

Cómo preparar el magret de pato a la naranja

  1. Pelar tres naranjas, quitarle a la cáscara lo más que puedas de la parte blanca con un cuchillo filoso, cortarlas en julianas.
  2. Blanquearlas tres veces desde agua fría. Es decir: ponerlas en una olla con agua fría y hervirlas, en cuanto hiervan, colarlas y volverlas a poner en agua fría y hervirlas… tres veces, esto le quita el sabor amargo a la naranja
  3. Cortar la grasa del pato en rombos, sólo marcados, no se despega de la carne. Poner el pato con la grasa hacia abajo en la fuente de cerámica. Cortar las cebollas en lunas y ponerlas encima del pato.
  4. Hornear a 230°C durante 25 minutos. Reservar la carne
  5. En una olla, caramelizar el azúcar y el vinagre. Agregar tres o cuatro cucharadas del jugo que soltó el pato y reducir. Agregar la cáscara de naranja blanqueada, reducir un poco más y reservar.
  6. Quitar el exeso de grasa de la fuente y ponerla a fuego medio, dorar ahí la zanahoria rallada, luego agregar el caldo de pollo, el jugo de las 5 naranjas, sal baja en sodio y pimienta. Tapar y reducir.
  7. Agregarle el “caramelo” de cáscara y el Grand Marnier a la salsa de zanahoria. Reducir hasta obtener una consistencia espesa.

Sirve las rebanadas de pato acompañadas de la salsa bien caliente, y de un arroz blanco o puré de zanahoria. Bon appétit!

Fuente: Y Pola cocina así