logo
Espectáculos 24/04/2021

El look de Kate Middleton que se asemeja bastante a su vestido de matrimonio de 2011

Catherine Walker se ha convertido en una marca de referencia para la duquesa de Cambridge.

El blanco es un color básico en los vestidos de la realeza porque refleja luminosidad, calma y pureza.

Este tono es de los favoritos de la duquesa de Cambridge, Kate Middleton en sus outfit, ya que combina con todo y lo mejor es que ayuda a poder deshacerte de la ansiedad y las energías negativas que te pueden rodear.

Vestirte con una prenda blanca te ayudará a irradiar paz, serenidad, esperanza.

Y eso fue precisamente lo que quiso transmitir la esposa del príncipe William, futura Reina de Inglaterra, en uno de sus últimos outfit que, además, dicha prenda se asemejó bastante a su vestido de matrimonio de 2011.

Blanco inspirador

La duquesa de Cambridge usó un abrigo de inspiración nupcial para una visita a la iglesia donde se casó hace casi 10 años atrás.

Kate Middleton y el príncipe William visitaron la Abadía de Westminster en Londres, casi una década después de que se casaron el 29 de abril de 2011.

La Abadía de Westminster ha sido escenario de numerosos eventos reales a lo largo de los años, desde la coronación de la reina Isabel II hasta el funeral de la princesa Diana.

La iglesia se ha utilizado como ubicación de un centro de vacunación desde marzo.

La duquesa escogió un abrigo-vestido blanco de encaje con bordado floral que fue diseñado por Catherine Walker.

La pieza tenía un diseño bautizado como Valeria de cuello a la caja, hombros marcados y cierre oculto bajo una solapa festoneada confeccionado en paño blanco.

Ella completó su look con un par de pendientes de perlas. Con zapatos en tono caramelo firmados por Jimmy Choo y un bolso de mano a juego, el Roma de Metier.

No se sabe si Middleton eligió el atuendo como un guiño a su vestido de novia real. El atuendo es ciertamente similar al vestido de Alexander McQueen hecho a medida de la realeza, que también presentaba encaje y bordados florales.

Incluso, Kate peinó su cabello de manera similar al medio recogido que usó el día de su boda en 2011.

“Un atuendo perfecto para ella que siempre hace gala de buen gusto, elegancia, clase  y sofisticación. Se parece mucho al vestido de su boda. Kate siempre luce hermosa y radiante”, fue uno de los innumerables elogios que recibió la duquesa de Cambridge en la red social Instagram.

En los últimos años, Catherine Walker se ha convertido en una marca de referencia para la duquesa de Cambridge.

Meses atrás, la duquesa rindió homenaje a Escocia vistiendo un abrigo azul de Catherine Walker durante una visita al país. También usó un abrigo verde esmeralda de la misma marca para agradecer a los voluntarios en el Castillo de Windsor a finales de diciembre de 2020.

Vestido matrimonial de impacto

Kate Middleton caminó rumbo al altar con un deslumbrante vestido que combinaba un estilo moderno con el clásico encanto que distingue a la corona británica.

La duquesa de Cambridge, en abril de 2011, se decantó por un vestido de novia con estilo de escote pronunciado y algo revelador.

Su traje diseñado por Sarah Burton para Alexander McQueen, era una combinación de encaje y organza con un bonito escote en forma de ‘V’, además de transparencias en sus hombros y brazos algo que la hizo lucir como una de las miembros de la realeza más sensual en el día de su boda.

En esa época, los expertos en la realeza definieron el vestido de novia de Kate Middleton, con la palabra “lujoso”, uno de los más memorables de los últimos años.

El velo de la prenda medía dos metros con 70 centímetros de largo, la parte posterior contaba con 58 botones cubiertos de seda, con aplicaciones de organza.

Asimismo, el vestido estaba cubierto de motivos de encaje de la compañía Carrickmacross, estos fueron hechos a mano por la Royal School of Needlework, una academia de costureros.

Las flores del encaje no fueron colocadas al azar, se crearon formas de narcisos, cardos, rosas y tréboles que fueron trabajadas por separado, al finalizarlos, se cubrieron de tul de seda marfil.

De igual modo, la prenda también incluía encaje importado de Francia, de una legendaria compañía llamada Chantilly.

Mas de este tema:

Consejos de la princesa Diana que debemos seguir para ser elegante sin llevar ropa de marca

La reina Isabel II cumple 95 años y estas son las mejores enseñanzas de vida que nos ha dado

Así fue como Kate Middleton rindió homenaje a la reina Isabel y la princesa Diana

Te recomendamos en video: