Espectáculos

Las burlas hacia Frida Sofía demuestran por qué las mujeres no denunciamos

Frida Sofía confesó que su abuelo Enrique Guzmán la tocaba cuando era niña.

Frida Sofía lleva un largo tiempo poniendo una barrera con su madre, Alejandra Guzmán y el resto de la familia Pinal. Aunque en los últimos meses se habló de una supuesta reconciliación, la joven de 29 años encendió la polémica tras confesar que su abuelo Enrique Guzmán abusó de ella cuando era niña.

En entrevista con Gustavo Adolfo Infante, Frida habló de las traiciones y mentiras que vivió dentro de su propio círculo familiar desde su madre, hasta sus tías y su sobrina Michelle Salas. Sin embargo, la declaración más polémica fue sobre su abuelo, el cantante Enrique Guzmán.

“Siempre fue muy abusivo, me pongo a temblar porque tengo mucho qué decir de eso. Fue un hombre muy asqueroso, muy abusivo, me daba miedo siempre”, afirmó Frida.

“Me hizo cosas feas. Me manoseó desde los 5 años».

El presentador le preguntó si odiaba a su abuelo, a lo que ella respondió: “Lo odio y más por cómo… el pasado, deja eso… ahorita, me quedo así de ‘ándale cabrón, y si el mundo supiera’”.

La cantante aseveró que lo que sucedió es un delito pero que ella nunca estuvo consciente de ello pues se trata de su abuelo, una figura que ante sus ojos la quería.

“Cuando estás tan chiquita y te dicen que eso es lo que un abuelito hace a su nieta que la quiere, pues a esa edad no tienes consciencia, se vuelve algo normal, y qué asco, pero algunas vez se empieza a sentir rico”, dijo y agregó que conforme iba creciendo, llegó a pensar que había algo mal con ella.

Las redes sociales de inmediato se volcaron contra Frida Sofía.

Enrique Guzmán reaccionó a las declaraciones de su nieta: Me preocupa mucho la inestabilidad a mental de @fridasofia y lo esúpido de @gustavoadolfo un hombre que me conoce perfectamente”, escribió en su cuenta de Twitter.

Usuarios comenzaron a cuestionar el juicio de Frida, expresando que ella sólo busca fama o que «está loca».

«Con eso que está de moda que la mujer dice que la violaron y tocaron el hombre no tiene defensa alguna pero que compruebe lo que dice x que hablar es muy fácil», «Esta niña si que no tiene respeto por sus mayores!!!!!», «Pues la joven debería empezar por vestirse con decencia va enseñando tetas y culo y además es bipolar pobre muchacha si no sigue tratamiento va acabar mal», expresaron algunos.

Burlarse de quienes denuncian un abuso es normalizar la violencia que vivimos.

Si navegas por las redes sociales en cada una de las notas que sacan sobre mujeres siendo acosadas o violentadas por sus parejas, los comentarios de los usuarios dejan ver que no entienden el problema.

Cuestionar por qué no se alejaron antes es gravísimo ya que cualquier tipo de violencia genera un profundo trauma y superarlo no es como tomar un medicamento cuando tienes un resfriado.  

Sanar y tomar fuerza para alzar la voz es un proceso y aunque pasen diez, veinte o treinta años para que la víctima denuncie, sigue siendo igual de válido..

Hay muchas implicaciones detrás, cosas que jamás entenderá alguien que no lo ha vivido. Sin embargo, es nuestro deber ser empáticos y dejar de culpar a la víctima antes de al agresor.  El único responsable y culpable de una  violación es el violador. Punto.

No debería ser una broma ni tampoco un objeto de debate por diversión, ni una razón para convertir a las mujeres en blanco de críticas.

Más de este tema

El caso de Daniela Berriel nos recuerda por qué es tan difícil denunciar una agresión

Es momento de dejar de cuestionar a las mujeres que denuncian por no haberse alejado antes

Por qué tanta gente se burla de los casos de mujeres que son víctimas de violencia

Te recomendamos en video

Tags

Lo Último


Te recomendamos