“The Crown” entra en controversia por mostrar escenas gráficas de la princesa Diana sufriendo de bulimia

A pesar que su caso de bulimia era conocido, muchos espectadores rechazaron la manera en la que muestran a la princesa Diana en la serie.

Un escándalo real vuelve a ver la luz a raíz del estreno de la cuarta temporada de la serie de Netflix, The Crown, mostrando en descontento a muchas personas en todo el mundo cuando decidieron mostrar durante uno de los episodios el trastorno alimenticio padecido por la fallecida princesa Diana de Gales: bulimia.

En una escena angustiosa, se puede ver a la actriz que le da vida a la monarca, Emma Corrin, metiéndose los dedos en la garganta para sentir náuseas después de una discusión con el príncipe Carlos. Otra secuencia muestra al personaje comiendo postres en exceso, antes de obligarse nuevamente a vomitar en el baño de un palacio.

De hecho, al comienzo del episodio donde se pueden ver estas tomas, aparece una pantalla de advertencia que le indica al espectador que algunas de las imágenes que verá a continuación pueden ser sensibles para algunas personas por lo que se recomienda discreción. “El siguiente episodio incluye escenas de un trastorno alimenticio que pueden resultar preocupantes para algunos espectadores. Se requiere discreción", dice el anuncio.

Desde entonces, algunos expertos de la realeza han intervenido en la representación y preguntaron si los creadores del programa lo hicieron demasiado severo. La editora de la revista Royal, Ingrid Seward, dijo al portal Daily Mail que “fue algo importante en su joven vida, así que creo que necesitaba ser representado de alguna manera. Hubiera estado absolutamente bien tenerla inclinada sobre el baño, pero no creo que necesites tantos detalles. Creo que tal vez estaba un poco más adornado ".

Mientras tanto, el exsecretario de prensa de la Reina, Dickie Arbiter, dijo que la bulimia de la princesa Diana no podía ser ignorada. Sin embargo, agregó que “el guion es ficción, las palabras son ficción y algunas de las acciones son ficción”.

Estas escenas tampoco fueron muy bien recibidas por los espectadores de The Crown, puesto que utilizaron Twitter para compartir sus pensamientos sobre los momentos "desgarradores". Uno dijo: "Ver a Diana luchar contra la bulimia es muy triste". Otro agregó: "Esa escena de la bulimia fue tan difícil de ver".

Asesoría profesional

Para reflejar estas polémicas escenas en pantalla, la producción de The Crown no fue a ciegas y decidió consultar con la Organización Benéfica de Trastornos Alimenticios del Reino Unido sobre cómo retratar la enfermedad mental con sensibilidad en la pantalla.

"Netflix y Left Bank Pictures nos consultaron durante la producción de la temporada 4 de The Crown", dijo Rebecca Willgress, jefa de comunicaciones. "No participamos en el set, pero nos pidieron consejos sobre cómo retratar los trastornos de la alimentación con sensibilidad, lo que incluye señalizar las fuentes de ayuda adecuadas y proporcionar advertencias de activación cuando sea necesario”.

"Los trastornos de la alimentación a menudo son enfermedades mentales mal entendidas y prosperan en el secreto. Creemos que las representaciones precisas y sin glamour de los trastornos alimenticios en los medios de comunicación pueden ser una forma útil de educar al público en general sobre la realidad de los mismos, así como de alentar a cualquier persona afectada a buscar ayuda", dijo la portavoz.

Petición especial

Emma Corrin, la actriz que le da vida a la princesa Diana, quería retratar las luchas secretas de la monarca con un trastorno alimenticio "de una manera honesta" en The Crown. De hecho, fue sugerencia de la actriz que los guionistas del drama real de Netflix incluyan escenas gráficas que representen la bulimia de la monarca.

"Había estado trabajando en su lenguaje corporal, y armé un documento que envié al equipo de guión y les dije:'¿Pueden incluir algo de esto porque me encantaría realmente desarrollar esas escenas?' ", Dijo Corrin a Radio Times.

"Sentí que si estábamos tratando de representar la bulimia de una manera honesta, teníamos que mostrarla realmente; de lo contrario, sería un punto débil para cualquiera que haya pasado por eso", agregó la actriz. "No creo que debamos rehuir esas conversaciones; Diana fue muy sincera sobre su experiencia con la bulimia y eso lo admiro".

Un poco de historia

La princesa Diana habló sobre su bulimia en su reunión de 1995 con BBC1 Panorama, calificándola como una "enfermedad secreta" con la que lidiaba durante años. "Era un síntoma de lo que estaba sucediendo en mi matrimonio. Gritaba pidiendo ayuda, pero daba las señales equivocadas y la gente usaba mi bulimia como un abrigo en una percha. Decidieron que ese era el problema: Diana era inestable", dijo.

Carlos y Diana en Australia

"La causa fue la situación en la que mi esposo y yo tuvimos que mantener todo en orden porque no queríamos decepcionar al público y, sin embargo, obviamente había mucha ansiedad entre nuestras cuatro paredes".

Te recomendamos en video