Así nos preparó 'Malcolm el de enmedio' para sobrevivir a la adultez

La vida puede ser muy injusta pero 'Malcolm el de enmedio' nos enseñó a enfrentarla

Una de las series que sin duda marcó a los pubertos y adolescentes de principios de los 2000s fue 'Malcolm el de enmedio' (Malcolm In The Middle). La irreverencia de la familia Wilkerson como reflejo de lo injusta que puede ser la vida es simplemente genial. Y aunque en aquel entonces quizá sólo nos reíamos de los infortunios de Malcolm y su familia, hoy caemos en cuenta de en realidad nos preparó para enfrentar la adultez.

Malcolm es un niño que siempre se mete en problemas pues a pesar de su alto coeficiente intelectual, es socialmente torpe e inadaptado. Sus hermanos son igual de problemáticos e inadaptados sociales, aunque actúan con mayor malicia. Sus padres son un par de histéricos y retorcidos que sólo buscan sobrevivir al día en trabajos mediocres. Sí, todo suena bastante miserable pero ¿qué mejor forma de enfrentar la adversidad que con risas?

La vida es injusta

A menudo hablamos de cómo "deberían" funcionar las cosas. Queremos que la gente piense de cierta manera o que los eventos se desarrollen en patrones específicos. Construimos una idea preconcebida en nuestra cabeza sobre cómo debería funcionar un mundo perfecto.

Tal y como pronuncia el tema de la serie. Si algo nos enseñó Malcolm es que las cosas no siempre salen como queremos y que la vida puede ser bastante injusta.  A diferencia de las historias Disney que nos pusieron estándares muy altos sobre la vida perfecta, Malcolm nos acercó a la realidad.

Es importante comenzar a aceptar cómo son las cosas en realidad, para que podamos actuar en consecuencia y tomar mejores decisiones.

TAMBIÉN LEE: 'Malcolm el de enmedio' regresa con una película que reunirá a todo el elenco original

El éxito a veces es en gran parte resultado de la suerte

Muchas series nos enseñaron que las noches sin dormir y el trabajo arduo tiene sus frutos. Aunque el éxito sí tiene que ver con el esfuerzo, a través de Malcolm aprendimos que también es en gran parte resultado de la suerte. No nos gusta creer esto, ya que la suerte está en gran medida fuera de nuestro control. En cambio, nos gusta pensar que el trabajo duro y el talento por sí solos pueden catapultar a alguien de "bueno" a "extraordinario".Malcolm confiaba demasiado en su inteligencia pero al final, nunca le bastó.

El trabajo duro y la habilidad pueden llevarte a un nivel superior al promedio. Pero para llegar a los escalones superiores, se requiere una combinación de oportunidad.

Nunca subestimes lo que tu madre es capaz de hacer.

Lois podría parecer una mujer desquiciada y agresiva pero en realidad, es el retrato del sacrificio que una madre está dispuesta a hacer por los suyos. Lejos de la imagen romantizada de mamá bondadosa y amorosa que nos hostiga con besos y mimos, Lois enfrentó a sus al mundo real. Lois no tenía idea de cómo criar a su hijo Francis cuando era pequeño. Ella lloraba y le daba todo lo que él quería hasta que este intenta encender unos fósforos. Lois toma su osito de peluche y lo quema en la chimenea diciendo "el fuego quema y puede matarte y no dejaré que eso pase. Haré lo que sea para que veas cuanto te amo". Lois nos enseñó que las mamás son jueces justas y sus decisiones suelen ser las acertadas.

TAMBIÉN LEE: 4 de las mejores comedias de Netflix para que hagas un maratón de risa

No puedes elegir a tu familia

La familia Wilkerson era claramente fuera de lo ordinario. Por momentos no se soportaban y parecía una guerra entre cuatro paredes y que sólo eran miserables. Pero la realidad es esa: no puedes escoger a tu familia Tienes lo que te tocó. Aún así, conforme creces, te das cuentas de que las bendiciones siempre superan en número a las desgracias y de una forma u otra nos forjan carácter.

Nos enfocamos en lo único que no funciona en nuestras vidas. Definitivamente nos sentiremos mejor si contamos nuestras bendiciones y estamos agradecidos por lo que tenemos.

Te recomendamos en video