¿Sabías que “Betty, la fea” estuvo a punto de no ser terminada? Te contamos la razón

La novela marcó a toda una generación y aún sigue vigente gracias que Netflix decidió proyectarla de nuevo.

Una de las novelas más exitosas de los todos los tiempos es sin duda Betty, la fea. La producción colombiana atrapó escrita por Fernando Gaitán, ganó el Records Guinnes en 2010, se ha emitido en 180 países y ha sido doblada en 25 idiomas. Sin embargo pocos saben que el exitoso drama estuvo a punto de no ser terminado.

Nicolás Mora y La Peliteñida de ‘Betty, la fea’ conmovieron las redes con este reencuentro

Los personajes fueron interpretados por los actores Mario Duarte y Lorna Cepeda.

La telenovela colombiana fue protagonizada por los actores Jorge Enrique Abello y Ana María Orozco. La actriz estuvo a punto de renunciar a su papel, lo cual habría generado un caos para la producción.


Dos décadas después la historia de Betty, la fea aún sigue vigente y teniendo una gran sintonía tras su regreso a la pantalla chica gracias a Netflix. No obstante, la producción pasó por varios problemas de contrato que pusieron en riesgo su final.

No todo fue color de rosas en Betty, la fea

Betty, la fea narra la historia de una joven brillante, pero muy poco atractiva físicamente que se enamora de su jefe. Éste la ilusiona para tratar de salvar a su empresa y cuando la protagonista se da cuenta de que fue utilizada renuncia para encontrarse consigo misma logrando un cambio tanto interno como externo que la dotó de una impresionante belleza.

Aunque todos los personajes se sintieron comprometidos con la historia no todo fue color de rosas. La actriz Ana María Orozco reveló en una entrevista que estuvo a punto de abandonar el papel de la telenovela que la llevó a la fama y que marcó a toda una generación.

La intérprete de Betty, la fea reveló que tenía que hacer muchos sacrificios y llegaba a pasar hasta 18 horas en los sets de grabación. No obstante, no ganaba el dinero suficiente y lo mismo ocurría con el resto del elenco. El canal se quedaba con la mayor parte de lo que se producía.

Orozco comenzó a quejarse de la situación y cuando terminó su contrato creció la tensión para ser renovado. La actriz pasó dos días sin acudir al set de grabación mientras sus abogados negociaban con el canal. Finalmente, ante el rotundo éxito de la telenovela, se decidió alargar la producción, así como hacer contratos mensuales. Esto fue lo que salvó a Betty, la fea y a todos sus seguidores de ver cortada tan apasionante historia.

 

Lee también: ¡El tiempo no pasa en vano! Fue la bebé de los protagonistas de Betty la fea y así luce 20 años después

Te recomendamos en video: