Las veces que Meghan Markle y el príncipe Harry rompieron el protocolo real para demostrar su amor

Así fue cómo ambos rompieron las reglas de la realeza británica desde el inicio de su relación.

Meghan Markle y el príncipe Harry han modernizado la forma en que se ve a la realeza británica desde los inicios de su relación. Ahora que celebran su segundo aniversario de bodas como ex miembros de la familia real, recordamos todos los momentos en que rompieron el protocolo.

Meghan Markle y Harry tienen una importante deuda: son más derrochadores de lo que pensábamos

A pesar de abandonar sus compromisos reales, no pueden hacer lo mismo con los pagos de las reformas de su anterior hogar.

El amor de Meghan Markle y el príncipe Harry

Desde que hicieron pública su relación, estuvieron en el centro de la atención mediática. Meghan, además de ser americana, llevaba una vida muy distinta a la de la realeza en Hollywood.

Su relación fue uno de los escándalos más grandes de la familia real; la estadounidense además de estar divorciada, sería la primera persona de raza mixta en casarse con un príncipe de la realeza británica. Esto también marcó un hecho histórico para la corona, ya que ambos se casarían por la iglesia, siendo también la primera vez que un miembro de la familia se casaba de esta manera con una persona divorciada.

Harry y Megan Meghan Markle y el prícipe Harry ya desde octubre de 2019 hablaban de pasar largas temporadas en Los Ángeles junto a Doria Ragland, la madre de ella - People

Las reglas que la pareja ha roto

La primera vez que ambos rompieron las reglas de la reina Elizabeth, fue cuando Harry llevó a Meghan a pasar la Navidad con su familia cuando aún no estaban casados. Esto se debe a que las reglas dictan que sólo los miembros de la familia y sus esposos pueden visitar la residencia de la reina en Norfolk.

Incluso Kate Middleton, no pudo pasar la Navidad junto a William en 2010, ya que no habían celebrado su boda. Lo cual convierte a Meghan en la primera prometida de un miembro de la familia real en pasar la Navidad con ellos.

meghan markle Meghan Markle y el príncipe Harry

Su boda rompió varias reglas del protocolo real al ser más moderna y relajada. El primer aspecto que pocos conocen; el mes de mayo, cuando ambos decidieron casarse, es considerado de mala suerte por la corona.

Es una superstición que mayo es un mes de mal augurio para una boda real. Por esta razón muchas parejas de la familia se han casado en este mes.

El coro de gospel y el sacerdote africano-americano, fueron otro de los aspecto con los que Meghan rompió el protocolo. Además de la lista de invitados, que incluyó a personalidades del espectáculo.

Meghan Markle Meghan Markle y el príncipe Harry en el día de su boda - Cortesía

Una vez casados, el príncipe Harry decidió usar un anillo de matrimonio, lo cual no es común entre los hombres de la realeza. El esposo de la reina y el príncipe William, nunca han usado anillos de matrimonio. Sin embargo Meghan y Harry, los intercambiaron como símbolo de igualdad en el matrimonio.

Confirmado Meghan y Harry se van de gira Meghan Markle y el príncipe Harry - cortesia

No pueden contener su amor en público

Sus muestras de amor, son otro de los gestos que rompe con la tradición, ya que no tienen cuidado al darse besos y abrazos en público. En cambio el resto de las parejas reales como William y Kate, raramente hacen públicas sus muestras de afecto.

meghan markle Meghan Markle y el príncipe Harry

Después del nacimiento de su hijo, ambos rompieron la tradición de posar frente al hospital. En cambio, Meghan y Harry posaron en el Palacio de Windsor dos días después de recibir a Archie.

Te recomendamos en video.