Deco

Consejos para plantar jengibre ideal para bajar de peso

Sembrar jengibre no es tan complicado como muchos piensan. Es fácil y sencillo.

El jengibre es una planta aromática tropical muy poderosa que tiene una gran cantidad de beneficios y es muy  fácil de plantar en el hogar, sea dentro o en un jardín exterior.

El jengibre es originario del sur de China, India, Indonesia y África occidental. Si estás interesado en cultivar hierbas medicinales y plantas aromáticas, te revelamos que el jengibre es la mejor opción.

En las recetas y comidas, el jengibre agrega un toque sabroso y picante a los platos, además de mejorar el sistema inmunológico y aliviar los problemas digestivos. La raíz de la planta se puede consumir fresca, en polvo, seca, en aceite, infusión  o agregada a un batido.

Una fácil plantación

Plantar y sembrar jengibre no es tan complicado como muchos piensan. Todo lo contrario, es sencillo, pero debes tener un poco de paciencia.

Te presentamos algunos pasos que debes considerar:

– Selecciona una raíz relativamente grande y saludable, de 10 a 15 cm de largo, con múltiples “dedos” que se extiendan desde ella.

– Notarás que de cada “dedo” salen unas pequeñas protuberancias blancas llamadas yemas, esto significa que está brotado y si estas protuberancias blancas tuvieran como un verdor en la punta, entonces encontraste el jengibre perfecto.

– Debes descartar el jengibre con las raíces que presenten partes secas, arrugadas, podridas o maltratadas. Necesitamos una raíz perfecta.

– Si quieres aprovechar al máximo tu raíz, corta los dedos del rizoma, asegurándose de que cada pieza de rizoma tenga un mínimo de 5 cm de largo con al menos tres yemas por dedo.

– Deja que las piezas se cicatricen durante 24 a 48 horas antes de plantar, ya que esto ayuda a controlar la posible pudrición de la raíz.

– Planta las secciones cortadas al menos a 30 cm de distancia de distancia a una profundidad no mayor de 3 cm.

– Asegúrate de que las mejores yemas queden mirando hacia arriba. Riega bien después de plantar.

– Dentro o fuera de la casa localiza un lugar que tenga sombra total o parcial con un suelo rico, suelto y bien drenado para plantar.

– El jengibre se puede cultivar directamente en el suelo o en macetas. En el caso de la maceta esta debe tener idealmente 30 cm de profundidad y un mínimo de 30 cm de ancho.

– El jengibre prospera en sombra parcial, o como mucho, en áreas con sol matutino. Se adaptan mejor si se plantan lejos de raíces grandes e idealmente deben protegerse del viento y la humedad.

– Es recomendable usar una maceta de plástico en lugar de una de terracota, siempre que te asegures de que haya agujeros en el fondo para el drenaje.

– El mejor  momento para plantar  es a finales del invierno / principios de la primavera (finales de la temporada seca / principios de la temporada de lluvias en los trópicos verdaderos).

Beneficios del jengibre

El jengibre pertenece a la familia de los tubérculos, y es un rizoma subterráneo (raíz) con un sabor notablemente picante, lo cual lo convierte también en un buen condimento gastronómico y para bajar de peso.

Te presentamos algunas de sus propiedades:

– Ayuda a acelerar el metabolismo, de manera que es un complemento ideal por si necesitamos perder peso.

– Durante el embarazo es ideal consumir jengibre como antiemético natural, sobre todo para los primeros meses del embarazo por ser un suplemento beneficioso tanto para el feto como para la madre.

– Ayuda a lidiar con las dificultades de la quimioterapia para los pacientes que sufren de cáncer.

– El jengibre es altamente recomendable para aquellos que padezcan problemas digestivos como las gastritis. También funciona como protector estomacal.

– Se recomienda el uso del jengibre para ayudar a pasar por enfermedades dolorosas o inflamatorias, y combate de manera eficaz problemas de artrosis, artritis o la fatiga crónica.

– El jengibre es muy recomendable para aquellas personas frioleras o que tiene problemas para mantener la temperatura corporal.

– EL jengibre es considerado un afrodisíaco natural y ayuda a aumentar la libido.

– El jengibre también hace que la circulación de la sangre se adapte mejor a lo que estamos haciendo.

Infusión para bajar de peso

El jengibre es un alimento poco calórico y rico en aceites esenciales. Contiene micronutrientes como vitamina C, niacina, tiamina, riboflavina, betacaroteno, fósforo y calcio.

Para preparar la infusión de jengibre hay que seguir los siguientes pasos que son muy sencillos:

– Primero, toma un poco del tallo de jengibre, lávalo, pélalo y córtalo en rodajas finas.

– Coloca a hervir un poco de agua y cuando llegue al punto de ebullición añade el jengibre.

– Por último, quítala del fuego y déjala reposar unos minutos.

– Se puede incorporar a la infusión un poco de canela o limón, para disimular o reducir un poco el sabor picante del jengibre.

Recomendación extra

Debes considerar que una cantidad de consumo diario seguro se situaría entre los 2 y los 4 gramos, pues si se toma en dosis excesivas puede provocar ardores o incluso hemorragias.

Igualmente, las infusiones de jengibre están contraindicadas en personas que padezcan problemas cardíacos, ya que pueden producir un aumento de la presión arterial, insomnio y taquicardia.

Mas de este tema:

Seis colores para decorar la sala y llenarte de optimismo

Así puedes aprovechar los espacios “muertos” en la casa

Cincos principios para lograr una decoración ecléctica única

Te recomendamos en video:

Tags

Lo Último


Te recomendamos