Colombia

Cirujano de Yina Calderón donará cirugía de remoción de biopolímeros

Cada vez son más las víctimas que a diario viven el viacrucis de los biopolímeros.

Yina Calderon

Yina Calderón por más de un año ha estado luchando con extraer la peligrosa sustancia de su cuerpo. Es por eso que aún luego del proceso que ha vivido (cirugías y terapias) sigue mostrando el perjuicio que tiene luego de los biopolímeros.

Con una foto la empresaria reveló que ya no tiene cola; pero no solo eso. Pese a que  han logrado retirar el 80% de dicha sustancia, las secuelas siguen visibles.

Por medio de masajes en sus glúteos se pueden ver algunas bolas de biopolímeros, que se llaman fibrosis. El dolor en donde se encuentran las fibriosis producen un ardor y aunque son localizadas su extracción sigue siendo complicado.

Durante un tiempo Yina le ha recordado a sus seguidores que antes de someterse a una cirugía estética se informen sobre la sustancia que se van a aplicar.

Esto, porque en los últimos años los procedimientos estéticos han tomado cada vez más fuerza en hombres y mujeres de todas las edades y lugares del mundo, ese gusto por verse bien sin mayor esfuerzo no es solo de un género.

La vanidad al tiempo que la codicia se adueña de personas que aprovechan el afán de los vanidosos para inyectarles sustancias que realzan la figura a precios irrisorios como fue el caso de la influencer. Incluso, muchas mujeres se inyectan aceites y siliconas.

Carlos Ramos, conocido como ‘el cirujano de las barbies’ fue el encargado de operar a la polémica instagramer.

El médico dijo que desde un comienzo le advirtió a Caldeón que dichas prótesis no le convenían. También afirmó que muy pocos cirujanos se atreverían a intervenir casos como estos, porque el fracaso es muy probable ante la dificultad, sin embargo lo logró.

El cirujano recalcó que la influenciadora es una persona muy bonita y decidió operarla porque vio el matoneo del que era víctima por su aspecto físico y “me sentí en la obligación moral de ayudarla”.

Por eso el médico consiente que cada vez son más las víctimas que a diario viven el viacrucis de los biopolímeros; ya que es un proceso largo que implica paciencia, aceptación, resiliencia y dinero que a corto o largo plazo genera lesiones irreversibles en tejidos, órganos y en varias ocasiones en sistemas, quiere ayudar a una persona.

Y es que gracias a los resultados que tuvo aplicando su revolucionaria técnica de reconstrucción en el procedimiento de Yina Calderon, el Dr. Ramos quiere donar una cirugía a una víctima que esté viviendo este drama, y que vea afectada su cotidianidad por no no contar con los suficientes recursos para costear el procedimiento de remoción de bipolímeros. 

En las redes sociales del médico indicará cómo postularse.

Tags

Lo Último


Te recomendamos