Día Mundial del Medio Ambiente invita a reflexionar sobre nuestros hábitos de consumo

«Siete mil millones de sueños. Un solo planeta. Consume con moderación.»

Hoy, 5 de junio, celebramos el Día Mundial del Medio Ambiente. En este día, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) lanza un llamado a toda la humanidad, para impulsar a la acción y sensibilización por el medio ambiente — algo que tanto nos hace falta.

Para la celebración de 2015, PNUMA elige el eslogan «Siete mil millones de sueños. Un solo planeta. Consume con moderación.», que va muy ad hoc con esta tímida tendencia de evolución ambiental y cambio social rumbo a la COP21 — como se mostró en la movilización climática de los pueblos, en septiembre pasado —. ¡El cambio debe ser ahora!

diamedioambientebird660x550.jpg

(cc) Luis Manuel Iglesias Núñez / Fundación Caja Mediterráneo / Flickr

Nuestro estilo de vida y hábitos de consumo deja un impacto importante en el medio ambiente. Consideremos que en 2014 agotamos nuestro presupuesto con la naturaleza el 19 de agosto — 134 días antes de terminar el año. A este ritmo, si toda la población mundial viviera como un habitante de Chile promedio, serían necesarios 1,64 planetas para sostener la vida sobre la Tierra.

El bienestar de la humanidad, el medio ambiente y el funcionamiento de la economía depende en última instancia de la gestión responsable de los recursos naturales del planeta. —PNUMA

Por esto mismo, los ecosistemas de nuestra Madre Tierra están llegando al límite de agotamiento y cambio irreversible, lo cual afecta el equilibrio del medio ambiente y, por supuesto, juega en nuestra contra. Conforme los recursos disminuyen, los precios van a la alza. Conforme vaya agudizando la crisis, será más difícil sostener la vida.

De acuerdo con PNUMA, para el año 2050 — si continúan los actuales hábitos de consumo y si la población mundial alcanza los 9,6 mil millones esperados — necesitaríamos 3 planetas Tierra para mantener nuestros actuales modos de vida.

verde660x550-2.jpg

(cc) Lukas Schweizer / Unsplash

Si no hacemos algo para cambiar esta predicción, ¡la humanidad está perdida! Pensemos en las futuras generaciones, nuestros hijos y nietos, quienes habitarán este hermoso planeta. ¿En qué condiciones queremos dejar la Tierra? 

A pesar de que las decisiones individuales pueden parecer insignificantes a la luz de las amenazas y tendencias mundiales, cuando miles de millones de personas se unen con un propósito común, pueden marcar una gran diferencia. —Secretario General de las Naciones Unidas Ban Ki-Moon

La buena noticia es que tenemos en nuestras manos la posibilidad de cambiar estas predicciones. La clave está en comprometernos al cambio, comprometernos a consumir con moderación y de forma consciente. Pensemos en las consecuencias de nuestras acciones y elijamos lo mejor para reducir nuestro impacto ambiental.

locales660x550.jpg

(cc) ppdiaporama / Flickr

Antes de ir al supermercado, elijamos productos locales. Disminuyamos nuestro consumo de carne. Compremos sólo lo necesario, no dejemos que el consumismo nos consuma.

Es hora de que nos demos cuenta de que es nuestra responsabilidad cuidar a la Madre Tierra y ser agentes de cambio. Si no actuamos desde nuestros hogares, si no actuamos ahora… ¿quién más lo hará?

Por esto hoy es un buen día para comprometernos con una acción y llevarla a cabo durante todo el año… mucho mejor, para toda la vida. Porque el medio ambiente se debe cuidar todos los días.