Diferencias nutrimentales entre la comida orgánica y la convencional

Existen diferencias nutrimentales claras entre productos orgánicos y no orgánicos, un estudio lo fundamenta por primera vez.

Sabemos que la comida orgánica es mejor que la no orgánica pero a veces no queda claro por qué. Lo que sí es claro es que esta confusión viene a raíz de la cantidad de sellos y certificaciones que algunos de estos productos tienen y está demostrado que la mayoría de los consumidores de orgánicos no entienden lo que esto significa.

Un estudio realizado por la Universidad de Newcastle, dirigido por el profesor Carlo Leifert concluye que existen diferencias estadísticas significantes en cuanto a la cantidad de antioxidantes entre los vegetales, frutas y cereales orgánicos y los convencionales que va de un 19% a un 65%.

La importancia de consumir una mayor cantidad de antioxidantes es que esta equivale a ingerir una o dos porciones de frutas y vegetales de las que se recomiendan consumir diariamente, lo que es relevante a un nivel nutricional. La razón por la que los cultivos orgánicos tienen más antioxidantes que los normales es porque los producen durante un esfuerzo natural de la planta para luchar contra las plagas, al no tener protección externa por pesticidas, las cantidades aumentan.

El consumo de antioxidantes está relacionado a un menor riesgo de enfermedades crónicas, cardiovasculares, neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer, aunque ningún estudio ha determinado los efectos de una dieta orgánica a largo plazo. Por el contrario, los investigadores encontraron altos niveles de cadmio, un metal tóxico además de residuos de pesticidas 4 veces más frecuente en los cultivos convencionales.

Hay diferentes razones por las que puedes elegir comer verduras orgánicas como la salud, el sabor, consumir menos residuos químicos, cuidar el medio ambiente y los derechos animales. El problema del aumento de los productos orgánicos es que ante la gran demanda, el principio de la producción amigable con el medio ambiente se rompe.

andyroberts1660x550.jpg

(cc) Andy Roberts / Flickr

No se trata de estar a favor o en contra de ellos sino de encontrar la manera de producirlos sin dañar al ambiente y beneficiando nuestra salud. Hay pequeñas tiendas donde puedes encontrar productos orgánicos que si bien tienen un precio mayor, puedes decidir si para ti vale la pena pagar un poco más. A final de cuentas lo que importa es que comas bien, pero si a una buena dieta le quieres quitar una dosis de contaminantes, la comida orgánica puede ser una buena opción.

Otra cosa que puedes hacer es empezar a cultivar por tu cuenta algunos vegetales, existen varias técnicas para hacerlo que ya no requieren un terreno enorme para establecer un huerto. Creo que lo importante de todo esto es sentirte saludable y con la mente tranquila porque estás haciendo lo más adecuado para que tu paso por el mundo sea agradable y dejar un mundo mejor del que recibiste.