Termoeléctricas arriesgan multas por no tener certificación

Casi el 90% de las centrales no logró tener certificados sus sistemas de monitoreo de emisiones.

El lunes 23 de diciembre venció el plazo para que las centrales termoeléctricas tuvieran en operación y certificados sus sistemas de monitoreo de emisiones, y casi el 90% de las centrales no ha logrado obtener esa certificación, pese a que la industria ha realizado inversiones por unos US$ 600 millones en estos tres años para adecuar sus operaciones a los límites de emisión de material particulado (MP), NOx, SO2 y Hg (mercurio).

Entre las principales empresas generadoras reconocen que hay preocupación por el tema, ya que los incumplimientos podrían derivar en formulación de cargos, sanciones e, incluso, multas por parte de la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) a aquellas que no cuenten con los denominados Sistemas de Certificación de Monitoreo de Emisiones (CEMS, por su sigla en inglés).

En enero de este año, la Superintendencia del Medio Ambiente emitió una normativa que habría cambiado algunos de los criterios durante el proceso de certificación, provocando nuevos retrasos. Asimismo, las empresas autorizadas para realizar las certificaciones (sólo habría cuatro de ellas para cubrir la demanda de unas 39 centrales) no serían suficientes en el mercado, y los insumos requeridos se deben mandar a fabricar a EE.UU.

Chile es un país perfecto para aprovechar las energías Solar, Eólica, Hidroelectrica, Mareomotriz y Geotermica, pero en el gobierno insisten con obtener energía de las fuentes más contaminantes, y esto no cambiará con la re-elección de Bachelet, quien ya aprobó 42 termoeléctricas en su anterior gobierno.

Fuente: Más de 30 generadoras arriesgan multas por no tener certificación de emisiones