Bacterias radiactivas de listeria podrían curar cáncer de páncreas

Una bacteria radiactiva tratada elimina las células de los tumores, pero no el tejido sano.

La lucha contra cáncer sumaría un nuevo y poderoso aliado según estudio. Los científicos han descubierto que las bacterias radioactivas atacan y matan las células cancerígenas sin dañar el tejido sano.

El estudio fue realizado por el Colegio de Medicina Albert Einstain de Nueva York, en Estados Unidos. Donde los expertos eligieron a la bacteria Listeria  para la trasferencia de renio radioactivo isótopo.

La Listeria siempre se ha considerado como un microorganismo “malo” pues : “Sus síntomas varían según el ataque que ha hecho la bacteria en el cuerpo. Pueden ser parecidos a la gripe, registrándose fiebre y escalofríos. También como un cuadro estomacal con vómitos y diarreas. Incluso, si la infección se propaga hacia el sistema nervioso, pueden ocurrir síntomas tales como dolores de cabeza, tortícolis, confusión, pérdida de equilibrio o convulsiones”. Esta vez la Listeria podría ser muy beneficiosa para el cuerpo humano, ya que  emite partículas betas, las cuales son muy eficientes a la hora de atacar el cáncer de páncreas.

“La bacteria fue capaz de infectar las células del cáncer porque los tumores bombean moléculas conocidas como citocinas que suprimen las células inmunes. Normalmente citoquinas ayudar a proteger los tumores mediante la prevención de que el sistema inmune ataque a las células comprometidas, pero citoquinas tienen ningún efecto sobre la Listeria, por lo que los gérmenes fueron capaces de evitar el mecanismo de defensa.”  Dijo Claudia Gravekamp, una de las expertas que dirigió la investigación.

Las bacterias con isótopos de reno, fueron inyectadas en ratas de laboratorio con cáncer de páncreas y los análisis demostraron que las células dañadas disminuyeron en un 90%.  La Listeria no causó ningún daño en el animal, pues el isótopo que la transfiere dura en el cuerpo cerca de 17 horas, por lo que hay suficiente tiempo para atacar algunas células cancerígenas sin llegar a dañar otros órganos.

Los ratones que no fueron tratados siguieron con el avance de su cáncer, pero el resto logró increíbles resultados para casi extinguir por completo el tumor.

El tratamiento que recibieron consistía en 7 inyecciones, con un descanso de 7 días, hasta que se cumplieran 21 (días).

El cáncer de páncreas es sin duda uno de los más mortales, ya que la enfermedad avanza silenciosa y cuando comienzan los sintomas (fatiga, pérdida de peso y de apetito rápida) ya es demasiado tarde para comenzar un tratamiento. Según el instituto nacional del cáncer, de 45.000 enfermos con cáncer de páncreas 38.500 mueren.

Los científicos aun no se atreven a decir que encontraron la cura definitiva al cáncer de páncreas, pero sin duda que van muy bien encaminados.

 Links:

Fuente: Radioactive Bacteria Can Kill Cancer (IO9)