Actualidad

Ley Dominga: Presidente promulgó ley que apoya a familias tras perder a un hijo en etapa gestacional o perinatal

La ley consagra el deber de realizar acciones concretas de contención, empatía y respeto por el duelo en caso de muerte gestacional o perinatal

Ley Dominga

Este martes, el Presidente Sebastián Piñera promulgó la Ley Dominga, que brinda apoyo y acompañamiento psicológico a las madres, padres y personas significativas que pierdan a un hijo durante el periodo de gestación o durante los primeros días luego de su nacimiento.

La ley consagra el deber de realizar acciones concretas de contención, empatía y respeto por el duelo en caso de muerte gestacional o perinatal. El Ministerio de Salud (Minsal) tendrá un plazo de seis meses para dictar una norma que establezca los mecanismos o acciones que deberán realizar los establecimientos de salud para reguardar tal derecho.

¿Qué implica la Ley Dominga?

La Ley Dominga promueve la atención especial con un trato empático y de respeto por el duelo de cada madre o persona gestante. El Presidente Sebastián Piñera destacó la iniciativa durante una ceremonia en el Parque Padre Hurtado, en la comuna de La Reina.

«La muerte de un hijo produce un dolor desgarrador en sus padres. Es una tragedia devastadora, a veces invisible porque va por dentro y que deja profundas huellas emocionales, psicológicas, espirituales, en sus padres, en sus familias«, dijo.

«Este profundo sufrimiento merece no solo nuestro respeto, nuestra solidaridad, nuestra comprensión. Requiere también que esos padres en ese momento de dolor profundo sean acompañados y acogidos por la sociedad y el Estado para ayudarlos a enfrentar ese dolor«, agregó.

«Hoy tenemos la emoción profunda de promulgar esta ley que establece ese tan necesario trato digno, humano y amable a las madres y padres que pierden hijos durante la gestación o durante el parto o durante los primeros días de vida«, comentó.

Además, el mandatario precisó que la Ley Dominga «incorpora el derecho de las madres y padres a recibir de parte del Estado acciones de contención, de empatía, de apoyo, de respeto por su dolorosa pérdida y también incorpora el aumento de los permisos de trabajo por muerte de un hijo nacido vivo de 7 a 10 días y de 3 a 7 días en el caso de la pérdida de un hijo en el período de gestación«.

Tags

Lo Último


Te recomendamos