logo
Las niñas olímpicas que nos han dado las lecciones más valiosas de fuerza y empatía
Actualidad 04/08/2021

Las niñas olímpicas que nos han dado las lecciones más valiosas de fuerza y empatía

Las niñas de Tokio 2020 nos han enseñado el significado de fuerza, valentía y empatía

Si algo nos ha sorprendido en estos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 es la participación de las niñas en disciplinas como los clavados, natación y skateboard.

A su corta edad, están compitiendo entre los mejores del mundo, ganando medallas y enseñándole al mundo valiosas lecciones de fuerza y empatía.

Tan sólo hace unos días, la brasileña Rayssa Leal y la japonesa Momiji Nishiya, ambas de 13 años, dejaron a todos boquiabiertos con sus hazañas en la patineta. Las campeonas olímpicas hicieron historia al ser las primeras mujeres en competir en la disciplina de Skateboarding street.

Pero sin duda, lo que hizo de este debut olímpico algo más memorable fueron los abrazos que repartieron durante la competencia.

Lo mismo sucedió durante el debut del Skateboarding park, en el que participaron figuras como Sky Brown (13 años) y Kokona Hiraki (12 años).

Durante todo el encuentro las patinadoras estuvieron apoyándose entre sí, aplaudiendo los trucos de las demás y dando una muestra de lo que es el amor al skate, la sana competencia y el compañerismo deportivo.

tokio 2020
Twitter/ Captura @MarcaClaro

Uno de los momentos más icónicos sucedió cuando Misugu Okamoto, de 15 años, falló en la última prueba. La disputa por el bronce estaba entre ella y Sky Brown pero justo cuando parecía que Okamoto había hecho una ronda perfecta, resbaló.

La japonesa se mantuvo unos instantes en el suelo y al recuperarse, sus rivales se acercaron para abrazarla y levantarla en hombros, inmortalizando la fraternidad que existe entre ellas.

Las niñas de hoy son las líderes del mañana

Hoy más que nunca es importante que las niñas sepan que ser fuerte y valiente no es cosa de niños y que está permitido alzar la voz y luchar por alcanzar esos sueños que la sociedad nos ha hecho creer que son imposibles.

Las niñas pueden ser princesas pero también guerreras valientes; pueden soñar con el príncipe azul pero también con derrotar dragones. Lo importante es que sepan que no necesitan esperar sentadas para ser salvadas.

Las niñas olímpicas nos han enseñado que en la vida hay que saber ganar pero también perder. Mientras nuestras generación creció pensando que los demás tienen que fallar para sentirnos más fuertes, estas atletas están cambiando las reglas del juego.

Ellas nos han recordado que las mujeres no somos rivales sino que somos más fuertes cuando trabajamos para construirnos juntas.

Más de este tema

Enséñale a tu hija que no hay imposibles cuando de seguir sus sueños se trata

Atletas que han enfrentado las criticas más crueles por su físico y han triunfado

5 consejos para criar niñas que sepan valorarse a sí mismas

Te recomendamos en video