logo
Los peligros de darle besos a los bebés: es momento de entender el daño que les haces
Actualidad 29/07/2021

Los peligros de darle besos a los bebés: es momento de entender el daño que les haces

Debemos comenzar a ser más prudentes con los pequeños

Dar besos a un bebé es lo peor que podemos hacer, pues ellos son muy delicados, y debemos cuidarlos y protegerlos.

Y es que su sistema inmunológico es muy débil, y podemos contagiarle alguna enfermedad o infección.

Bebé
Imagen de Pexels

Así que, si conoces al bebé de tu amiga, primo, o vecino, nunca lo beses, pues lo expones al peligro.

Por eso aquí te decimos cuáles son los peligros y riesgos de darle un beso a un bebé, para que evites hacerlo, y te des cuenta de lo grave que es.

Peligros de besar a un bebé

Herpes neonatal

Si alguien tiene herpes se lo puede transmitir a cualquier bebé a través de los besos, afectando su salud y poniéndolo en riesgo.

Y es que puede dificultarles la respiración, le pueden salir ampollas en su cuerpo, y pueden tener irritaciones, así que evita besar a un bebé.

Bebé
Imagen de Pexels

Mononucleosis infecciosa

También puedes contagiarle la enfermedad del beso, que es causada por el virus Epstein Barr, que pertenece al herpes.

Si el bebé se contagia puede sufrir de fiebre, malestar general, glándulas inflamadas, o dolor de garganta, así que piénsalo dos veces antes de hacerlo.

Llagas

Al besar a los bebés también puedes ocasionarle alguna infección cutánea localizada, que son llagas en el lugar donde lo beses, o cerca.

Ya sea en sus ojitos, o cualquier lugar, incluso en su boca, y esto les genera muchas molestias e incomodidad.

Bebé
Imagen de Pexels

Gripe

Si tienes gripe o alguna alergia puedes contagiar al pequeño al besarlo, causándole enfermedades y poniéndolos en peligro.

De hecho, cuando tienes alguna enfermedad lo más recomendable es evitar tan siquiera estar cerca de un pequeño, ni mucho menos tocarlo ni besarlo.

Bebé
Imagen de Pexels

Los bebés son muy frágiles, así que de ahora en adelante no los beses, ni los toques, especialmente si tienen menos de un año.

Al saber todo esto seguro serás más cuidadosa con los bebés de ahora en adelante, y también puedes aconsejar a quien veas haciéndolo, que no lo haga nunca más.

Más de este tema

Señales en las que tu hijo pide a gritos tu atención y amor, y demuestra que no es feliz

Hijos enojados: cómo manejar los berrinches con inteligencia y dejándole grandes lecciones

Claves para que tus hijos duerman toda la noche y tengan un sueño reparador

Te recomendamos en video