Actualidad

Doménika Arellano: “Aprendí a luchar por mis sueños y no rendirme”

Doménica Arellano nos demuestra que los sueños no tienen límites ni edad para ser cumplidos.

Entrevistar a un niño es ver de cerca el brillo de sus sueños en sus titilantes pupilas y así fue nuestra dulce conversación con Doménika Arellano, una niña que hasta el día de hoy se ha convertido en un referente del Karting profesional.

En estos días ella cumplió algo que anhelaba con mucho fervor y vivió su primera experiencia en un prototipo muy parecido a un Fórmula 4.
Así se convirtió en la primera piloto de 12 años en probar un vehículo de esa magnitud.

Doménika confiesa que está enamorada de su mundo sobre ruedas, a su corta edad es una piloto profesional de Karting, compite desde los 7 años y entre sus mayores logros ha alcanzado ser Subcampeona Sudamericana de Karting en la Copa Cola Cao Trophy 2019, además de obtener la Position “01.00.905”, triunfo que le permitió acceder a un cupo en la competencia internacional Trophy 2019 en Le Mans (Francia), siendo la primera mujer ecuatoriana y la única de 35 pilotos de todo el mundo en dicho evento.

“Siento que esta pasión nace desde que estaba en el vientre de mi madre, tengo ese placer de sentir y escuchar los sonidos de los motores. Mi mami iba a ver a mi hermanito competir en el Kartódromo y cuando llegué al mundo sentí que quería ser piloto de autos”, dice la pequeña

Pero esto no es todo, ostenta ser la Campeona del Campeonato Endurance K2H2020 en Quito Karting Club, Subcampeona en el Campeonato Rok Cup Ecuador 2020 en el Kartódromo Cotopaxi, Subcampeona en el Campeonato Provincial Rotax 2020 en la Pista Internacional de Karting Guayaquil y Campeona en el Campeonato Provincial IAME X30 2021 en Quito Karting Club.

Su hermano André se retiró de las pistas pero Doménika decidió tomar esa posta para cumplir el sueño de llegar a la Fórmula 1. Desde que era pequeña se propuso lograrlo, me mira fijamente y recuerda los momentos en los que sentía temor por los rivales poderosos a los que se enfrentaba pero en su plan nunca ha estado el rendirse.

“Los niños se me burlaban en cada carrera, me decían que no lo iba a lograr, me decían que era una niñita débil pero yo solo quería estar en la pista y muchas veces les gané”, recuerda. Todo eso fue gestando un carácter temple y competitivo para mantenerla enfocada en la meta. “Quisiera que toda la gente ame esto así como el fútbol, yo soy feliz cuando me apoyan y me envían mensajes en mis redes sociales deseándome lo mejor en cada competencia”, detalla Doménika.

Actualmente, la organización de Mujeres Reales ha volcado todos sus esfuerzos para posicionarla e impulsar el empoderamiento infantil femenino. Este arduo trabajo ha permitido catapultar la imagen de Doménika y se han logrado conseguir auspicios de importantes marcas comerciales. Así mismo, ella ha sido invitada a formar parte del equipo de carreras italiano “Foo Drivers” de “Futura Sport SRL”, empresa italiana que se desarrolla en el campo del automovilismo.

Es así que participará en diversas válidas a realizarse en los kartódromos de Adria, Castrezzato, Jesolo, San Marino del Lago, Ala, Castelnuovo B.ga, Castelleto de Branduzzo. Con este importante paso demostrará su talento y buscará llamar el interés de escuderías profesionales para escalar dentro de diferentes categorías.
Doménika es inspiración, los niños a su alrededor quieren tomarse fotos con ella y les complace con mucho cariño. Esta niña soñadora tiene junto a ella a su equipo de vida que es su familia.

Ximena Soria, su madre, y Christian Arellano, su papá, confiesan que más que Doménika, han sido ellos los que más lágrimas han derrochado por todo el magno universo de emociones que han vivido con ella en su vida de piloto de Karting. Su hermano tampoco ha dejado de alentarla.

“Ella siempre está entrenando, lo hace casi los 7 días de la semana. Esto no ha impedido que se aleje de su escuela, todo lo contrario, creo que este deporte la ha hecho más constante, disciplinada y responsable. Como mamá he tenido muchos miedos, quise que se aleje del Karting cuando se accidentó y se le salió el casco, su cara estaba empapada de moretones. Vivía asustada de que algo le pase pero es ella misma quien me transmite su seguridad para no desistir.


Mientras tanto, Christian, su papá, detalla el número de puertas que ha tocado para poder apoyar la carrera de Doménika. Es abogado de profesión y dice que todo su sueldo lo invierte en su preparación. Recuerda que cuando ella ganó el cupo para competir en Francia debía presupuestar unos $18 mil para pagar mecánicos, gasolina y otros gastos que se requieren en estas competencias.

“Los autos de Karting, con los que entrena, se los ha ganado ella sola en sus competencias. El sueño de mi hija es mi sueño y siempre la voy a apoyar. Ella dice que su plan A es llegar a Fórmula 1 y que no hay plan B o C, que quiere lograrlo si o si. He visto la desconfianza de que una niña mujer alcance grandes retos, he gestionado para que le apoyen económicamente pero optan por figura masculinas, entonces yo no dejaré sola a mi pequeña.


Doménika tiene un equipo local y otro internacional, todos quienes los conforman le motivan. Enfatiza que si cae o choca se vuelve a levantar, en su plan no está salir de la pista sino llegar así sea empujando su carrito de Karting. Su mensaje a todos los niños es no decaer, siempre sonreír y ver cada cosa como un aprendizaje. Su madre recuerda que cuando se caía en la bici era ella quien le decía que la deje levantarse sola y así es como ha sabido manejar cualquier obstáculo, siempre intentando de nuevo y haciéndolo mejor.

“Siento que esta pasión nace desde que estaba en el vientre de mi madre, tengo ese placer de sentir y escuchar los sonidos de los motores. Mi mami iba a ver a mi hermanito competir en el Kartódromo y cuando llegué al mundo sentí que quería ser piloto de autos”, dice la pequeña

Más en Nueva Mujer:

Tags

Lo Último


Te recomendamos