logo
Los casos más atroces de violencia contra la mujer en los últimos días. / En México las mujeres estamos en peligro todos los días entre la impunidad y la indiferencia
Actualidad 26/05/2021

En México las mujeres estamos en peligro todos los días entre la impunidad y la indiferencia

En los últimos días han circulado casos aterradores de violencia contra la mujer en México

Los crímenes contra la mujer en México han tenido un incremento atroz en los últimos días. Las mujeres tenemos miedo de no volver a casa o de que nos arrebaten la vida dentro de la misma porque si algo han demostrado los últimos casos es que el enemigo está más cerca de lo que cualquiera imaginaría.

De acuerdo con cifras oficiales, sólo en lo que va de 2021 se han realizado 38.316 llamadas de emergencia por violencia doméstica. Entre enero y febrero, 142 mujeres fueron declaradas víctimas de feminicidio de un total de 447 asesinadas.

Datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) arrojaron que en 2020, 3 mil 752 mujeres fueron asesinadas en México; sin embargo, menos de la cuarta parte de los casos fueron investigados como feminicidio.

Pexels

Sólo el 30% de las muertes violentas han sido clasificadas como feminicidio situación que “no cuadra con las cifras y que pone sobre la mesa las deficiencias y errores periciales en las investigaciones”, según señaló María de la Luz Estrada, directora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio en abril al diario El País. Esto se debe a que no hay perspectiva de género durante las investigaciones.

Las cifras en torno a los feminicidios en México revelan que la violencia de género sigue siendo un problema sin atender. Según el informe Violencia contra las Mujeres de la Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), hubo un alarmante aumento en los feminicidios al día, pasando de un promedio de 10 al día, a 18 en 2020. 

Casos escalofriantes que siguen impunes

Cada día se dan a conocer casos atroces que parecen superar cualquier novela de horror.

En abril Montserrat Bendimes de 20 años de edad, pasó 6 días en el hospital en estado crítico tras una golpiza que Marlon Botas, su pareja sentimental, le propició. Monse falleció y el presunto feminicida se dio a la fuga junto a toda su familia.

monse bendimes

Pese a que la Fiscalía General del Estado de Veracruz emitió una orden de búsqueda para dar con Marlon y ofreció una recompensa de 250 mil pesos, sigue sin haber información alguna sobre su paradero.

Hace unas semanas fue detenido en su domicilio, Andrés “M”, hombre de 72 años que durante 20 años asesinó y descuartizó a mujeres e incluso aseguró que también se las comía.

Según los reportes, el presunto feminicida era un “vecino normal” que trabajó como presidente del Consejo de Participación Ciudadana en el Gobierno Municipal de Atizapán de Zaragoza. Nadie sospechaba de sus crímenes hasta la desaparición de una mujer de 34 años llamada Reyna González Amador llevó a las autoridades hasta su domicilio.

La Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México recientemente alertó a la ciudadanía de un presunto violador serial, llamado “Violador del Periférico” debido a que opera en la zona limítrofe entre las alcaldías Miguel Hidalgo y Magdalena Contreras.

“Se le relaciona con 13 carpetas de investigación, por la probable comisión del delito de violación, en las que estudios genéticos permitieron confirmar que se trata de la misma persona, y que podría estar vinculado con un total de 26 indagatorias por ese ilícito”, informó la FGJCDMX.

Las mujeres estamos sometidas a vivir bajo un miedo constante y creciente. Estamos aterradas de salir de casa y no volver, de ser “una más” en la lista desaparecidas.

Pero ¿cómo podemos vivir tranquilas en un país donde el enemigo es un hombre común y donde antes de cuestionar al agresor, señalan a la víctima? En México la impunidad y la indiferencia son hacen “presa fácil” de la violencia.

Más de este tema

Se cumplió un mes del feminicidio de Monse, sigue sin haber haber justicia

“Perdóname mamá”, la carta del hijo de una mujer víctima de feminicidio

Las niñas no deberían de cargar con un ataúd sino vivir libres y sin miedo

Te recomendamos en video