Actualidad

Violencia en la pareja: señales más comunes que indican que estás en una situación de abuso

Una de cada tres mujeres ha sufrido violencia por parte de su pareja

De acuerdo con ONU Mujeres, una de cada tres mujeres ha sufrido violencia por parte de su pareja sentimental. La persona que amas a veces puede convertirse en verdugo.

A continuación te presentamos diez focos rojos que, de acuerdo con ONU Mujeres, son señales que no puedes dejar pasar pues son el síntoma de algo mucho más grave y profundo que podría poner en riesgo tu vida.

Te vigila

Si tu pareja realiza un seguimiento puntual a todo lo que haces, dónde estás y con quién, no está cuidándote, está vigilándote. Pon atención si te pide alejarte de tus amigos, familia, trabajo o escuela, es una de las formas de dejarte en una posición vulnerable.

Controla tu comunicación 

Todas las personas necesitamos privacidad y derecho de tener una vida. Si tu pareja te pide que contestes sus llamadas de inmediato, está atento a los momentos en los que te conectas y exige conocer tus contraseñas y qué es lo que escribes y a quién, puedes estar frente a una pareja que quiera controlar todo de tu vida.

Intenta controlar otros aspectos de tu vida

Tú tienes derecho a una independencia económica y emocional. Si tu pareja actúa celosa, te acusa de hacer trampa en la relación y de ser tu quien cele al otro, intenta controlar cómo gastas, el método anticonceptivo que usas o busca tomar decisiones por ti, estás frente a una situación violenta.

Te menosprecia

Una persona que te degrada, que insulta tu apariencia, inteligencia, intereses o busca humillarte frente a otras personas. Si busca destruir tu confianza y las cosas que te importan, mucho ojo.

Tiene cambios de humor

Una pareja abusiva puede actuar enojada o tener un temperamento rápido o impredecible, por lo que nunca se sabe qué podría causar un problema. Puede culparte por sus arrebatos violentos y dañar físicamente o amenazarte con dañarte, lastimarse a sí mismo o incluso a los miembros de su hogar, incluidos los niños o las mascotas.

Hay violencia física

Pueden lastimarte físicamente, con golpes, empujones, puñetazo, bofetadas, patadas, mordeduras; causan marcas que amenazar en usar contra ti.

Hay violencia sexual 

Las parejas violentas pueden ser sexualmente abusivas, incluida la violación u otra actividad sexual forzada. Pueden asumir incorrectamente que el consentimiento para un acto sexual en el pasado significa que debe participar en los mismos actos en el futuro. También pueden asumir incorrectamente que el consentimiento para una actividad significa el consentimiento para mayores niveles de intimidad. Por ejemplo, un abusador puede suponer que un beso debe conducir al sexo siempre.

Lee más de este tema:

La sumisión en una relación sólo alimenta la violencia machista

Ninguna mujer debe ser blanco de críticas tras sufrir violencia

La violencia contra las que piden justicia nunca será la solución

Tags

Lo Último


Te recomendamos