Las mujeres somos más que "un escote" y es momento de que todos lo entiendan

Al parecer para muchos los atributos físicos de una mujer importan más que sus logros

Tener un protagónico, ganar premios o estar en el top de las listas de popularidad no ha hecho que las mujeres en el mundo del entretenimiento dejen de ser tratadas como un manjar para la vista. Y es que la sociedad no termina de entender el problema de la cosificación del cuerpo femenino.

Recientemente una publicación de un portal de espectáculos y sociales compartió una polémica nota para celebrar el cumpleaños de Salma Hayek, ¿el problema? Que literalmente sólo señaló sus escotes más icónicos. El debate en redes estalló cuando a la par salió una publicación en otro medio que celebró el cumpleaños del actor Keanu Reeves, recordando sus mejores interpretaciones. Es decir, ambos estaban celebrando su cumpleaños pero casualmente con Salma se enfocaron en su físico y con Reeves en sus logros. 

Mientras que la industria ha aclamado una ampliación de los roles para las mujeres, así como la fuerza de sus protagónicos, es claro que siguen pensando que la única forma de vender es a través del atractivo visual. Por supuesto esto es algo que también pasa en la música, basta con pensar en todas esas canciones de reggaetón donde las mujeres más exuberantes aparecen bailando al fondo, rendidas ante el cantante principal.

TAMBIÉN LEE: ¿Por qué las mujeres señalamos el machismo pero seguimos bailando reggaeton?

Las mujeres todavía están subestimadas en la pantalla. Según una investigación de la Universidad Estatal de San Diego que analizó  56 películas importantes en países desde Estados Unidos hasta India, Suecia, Uganda y Sudán del Sur, las mujeres a menudo eran relegadas a papeles secundarios, y solo uno de cada tres personajes que hablaban en las películas más taquilleras de 2018 eran femeninos.  Pero incluso cuando aparecen en roles poderosos, a menudo se objetivan.

El estudio encontró que casi un tercio de los personajes femeninos poderosos se mostraban con ropa reveladora en comparación con menos del 10% de personajes masculinos similares.

Es tan común leer encabezados de espectáculos en los que se enaltezca los atributos físicos de las actrices y cantantes. Y es que para muchos, el movimiento body positive, parece haberse convertido en una excusa para señalar los rasgos físicos de una famosa, con el fin de "motivar" a otras mujeres. Pero no funciona así. Hay una gran diferencia en señalar los atributos de una mujer como si fuesen su único logro (como en el caso de Salma Hayek) y señalar los atributos de una mujer con el fin de dar un mensaje de amor propio.

TAMBIÉN LEE: 5 heroínas del cine que destacan el orgullo de ser mujer y nos sirven de inspiración

¿Por qué piensan que sólo somos senos y nalgas? Las mujeres no somos un objeto sexual para el placer del hombre. Que una decida publicar fotos sensuales, con escotes, bikinis o sin ropa es algo personal, no para tener aprobación masculina ni de nadie.

Tampoco se trata de estallar una guerra de sexos, simplemente es aplaudir los logros de cada uno. Salma es una mujer admirable en todos los sentidos. Es una gran mamá, una empresaria exitosa, una mujer estudiada y una actriz que ha superado las barreras en las grandes ligas de Hollywood.  

View this post on Instagram

#selfiesunday #nofilter #nature

A post shared by Salma Hayek Pinault (@salmahayek) on

 

Te recomendamos en video