Mientras pelean activistas y campesinos; los comentarios reflejan el lado más oscuro de México

Los argumentos denotaron la homofobia y misoginia que existe en el país.

El cuadro de Zapata

Fabián Cháirez es un artista mexicano que inició su carrera artística en 2013. Tiene apenas 32 años pero su gran talento y única visión lo hicieron ser uno de los invitados en el Palacio de Bellas Artes.

Su ya polémica de Zapata causó estragos en la población. En recinto tiene varias pinturas del mandatario como homenaje él, y estará abierto al público hasta el 16 de febrero. El museo decidió usar como imagen principal la obra de Fabián provocando el descontento de muchos.

Varios campesinos fueron a manifestarse para que se quitara esa pintura que ofendía –para ellos – la imagen de Zapata. Alentados por el mismo nieto del general, quien no dudó en demandar al artista. 

No a todos les tiene que gustar esta representación, y están en todo su derecho. Sin embargo, hay otros cientos de cuadros que reflejan con mayor veracidad y sin tantos tintes artísticos al mexicano.

También lee: 10 razones que explican por qué hay tanto enojo entre las mujeres mexicanas

¿El problema? Los argumentos con los que están expresando su descontento denotan solamente la misoginia y homofobia de la población. Muchos están aprovechando a comparar la situación con el himno de Las Tesis, situación que no tiene comparación.

Asimismo, al usar adjetivos peyorativos como "puto" e insinuar que se está incitando una orientación sexual con la que naces solo demuestra la ignorancia del tema.

"Está en todo su derecho de que no le guste la pintura, es libre de que no le guste, pero que al final justo está evidenciando muchas cosas: está asumiendo que el personaje es gay como él dice, pero ¿en qué parte (la pintura) dice que es gay, y en qué parte representarlo de esa forma podría ser denigrante?", fueron las palabras del artista en exclusiva con El Sol de Cuautla y El Sol de Cuernavaca.

¿Lo peor? El descontento en redes sociales todavía puede ayudar a ver en qué punto estamos socialmente, y tomar cartas en el asunto desde la educación. Pero, las agresiones físicas que recibió la comunidad LGBT son inconcebibles.

Así como los insultos a la familia del pintor o el usar lo "afeminado" como una ofensa.

Te recomendamos en video: