#12añosNuevaMujer: Mónica Rincón, voz influyente

Su espíritu justo y la constante búsqueda de la verdad, la sitúan como una mujer de férrea opinión. En lucha contra el desequilibrio del poder, es una de las comunicadoras más destacadas del país.

En poco más de un minuto, Mónica Rincón (42) resume una postura al aire desde su trinchera en televisión. La periodista, con más de 20 años de trayectoria, ha causado revuelo por las editoriales informativas que prepara junto a su equipo en CNN, e incluso fue reconocida como una de las mujeres más influyentes de Chile.

Desde pequeña fue instruida en el seno de una familia humanista. Con un padre abogado y una madre profesora de lenguaje, se acostumbró a la lectura, a pensar por sí misma, mirar las transformaciones del país y a colaborar en un sentido social.

Esto la llevó a estudiar Periodismo y, sus elecciones de vida e intereses de niña, desde una posición privilegiada, como ella misma no duda en reconocer, se condicen con el rol que encarna hoy en el mundo de las comunicaciones.

“A los 14 años le dije a mi mamá que quería ser periodista, porque me gustaba mucho comunicar, buscar la verdad y la historia. Lo que para mí no era otra cosa que el periodismo”, recuerda.

A los 17 años dejó su natal Concepción para seguir la carrera que quería en Santiago. Luego realizó un Magíster en Ciencia Política, vivió en Inglaterra para aprender inglés y trabajó en diversos medios de comunicación. Vivió hitos históricos como reportera, como la muerte de Pinochet o el terremoto del 27F.

Con la conciencia crítica contra la desigualdad como motor de vida, no disimula y habla sin tapujos sobre temas género, pues se presenta como feminista. Ahora la vemos en el programa Conciencia Inclusiva, donde defiende las minorías y, por supuesto, su tarea de informar la asume con la responsabilidad de una experta.

La hemos visto plantear sin reparos la intolerancia, tras el cobarde ataque que sufrieron tres mujeres en la Marcha por el Aborto, Libre y Seguro, en julio de este año; cuestionar las declaraciones del arzobispo Ricardo Ezzati; y aclarar al senador Juan Antonio Coloma el significado del machismo.

“Llegué al feminismo de manera natural. Es un tema que siempre me ha motivado y es otra forma de desigualdad, como lo es la política, la economía. En este caso las perjudicadas son las mujeres y, más aún, las más pobres”, dice.

Según la periodista, su propio rubro -como todos- no está exento de machismo u obstáculos para ser una mujer comunicadora. “Todavía existe resistencia a que las mujeres tomen lugar en el poder, como acaba de pasar con la Comisión de Reforma al Código Procesal Penal”, comenta.

“Sigue siendo más difícil para las mujeres dar su opinión. Todavía los fines de semana la mayoría de columnistas son hombres”, dice, y cita a la pensadora Mary Beard, quien plantea que una mujer que opina recibe mucha más agresividad que un hombre, aún cuando diga lo mismo. “Tiene que ver con espacios que han sido predominantemente masculinos”.

Aunque reconoce que en Chile hemos ganado espacios en igualdad de género, lamenta que todavía se perpetúen los estereotipos tradicionales y se naturalice la violencia. La comunicadora es positiva y puede imaginar un país sin machismo, proceso, que asegura, debe ir de la mano de medidas concretas de las autoridades.

“Todos quienes estén a favor de la igualdad, deberían ser feministas”.

Te recomendamos en video: