Hombre libra la cárcel después de confesar haber drogado y abusado sexualmente de niñas

Las autoridades "perdonaron" el atroz crimen de este hombre

Parece que la sociedad no aprende o no está lista para enfrentarse al machismo; o peor aún, al abuso sexual, violación o pederastía.  Así se demostró con el caso de un hombre que logró evitar la cárcel a pesar de haber atentado contra la integridad física y moral de niñas.

Se trata de un hombre alemán de 50 años, residente en Binissalem (Palma de Mallorca), que durante la vista oral en la Audiencia de Palma, no solamente confesó que abusaba sexualmente a menores de edad, sino que además las drogaba. Lo más asqueroso resultó ser que se trataba de las amigas de su hija de 12 años, a quienes drogaba para después abusar de ellas.

El acusado aprovechaba cuando las amigas de sus hijas dormían en su casa para inyectar fármacos en la cena sin que ellas se dieran cuenta. Entre estas sustancias estaba Dormidina, un medicamento para combatir el insomnio no indicado para menores de 18 años, y butirolactona, una droga inhibidora del sistema nervioso central. Ambos productos servían para adormecer profundamente a las víctimas, incluyendo a su propia hija.

Los hechos ocurrieron entre 2012 y 2013 y no fue una vez, sino varias, pero las chicas no se daban cuenta de ello sin embargo, el único caso de abuso expuesto en el juicio, fue el de una de las víctimas quien dijo que en el año 2013., el sujeto la acosó sexualmente mientras dormía, pero en cuanto lo sintió cerca, se despertó y él se marchó de la habitación rápidamente. A raíz de dicho encuentro, la chica ha tenido que estar bajo tratamiento psicológico, a causa de un trastorno de ansiedad, además de inseguridad y baja autoestima.

El sujeto confesó sus crímenes y se declaró culpable del delito de abuso y atentar contra la salud de las menores al drogarlas, incluso aceptó la condena inicial de 3 años y 7 meses en prisión, sin embargo, no entrará en la cárcel. A cambio, deberá completar un curso de educación sexual, y pagar una multa de 6 euros diarios durante 12 meses.

Por lo pronto, el tipo no puede acercarse a menos de 500 metros de la joven afectada ni a su familia; también tiene prohibido comunicarse con ellos durante los próximos 10 años. Después, deberá cumplir 5 años de libertad condicionada.

 

LEER MÁS

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO