Hombre recibe condena por decapitar a su esposa frente a sus hijos y meter su cabeza en el congelador

Antes de morir, la mujer había publicado lo feliz que estaba con su esposo

Parece que el machismo sigue cobrándose la vida de miles de mujeres en todo el mundo y ya no importa si se trata de una madre, una hermana o una hija. Aunque parezca sacado de un cuento de horror, en ocasiones la persona menos pensada termina asesinando a una fémina cercana manera brutal.

El crimen perpetrado por David Dauzat ha dado mucho de qué hablar durante un año debido a la violencia con la que lo llevó a cabo. 

El asesino confesó que apuñaló varias veces a su esposa, Natascha Danzar, de 21 años, frente a sus hijos de 1 y 3 años para después meter su cabeza en el congelador. Acababan de cumplir 2 años de casados.   

Tras perpetrar el crimen, Dauzat se puso en contacto con su hermano para contarle lo que había hecho y este no dudó en llamar a la policía. Cuando los agentes llegaron al hogar de la pareja, el propio joven los recibió en la puerta, cubierto de sangre. Los niños horrorizados, se encontraban al lado del cuerpo sin vida de su madre.

Tras algunas horas de negociación, el sujeto accedió a entregarse y salió de la vivienda. Los agentes lo abordaron y rápidamente lo pusieron en custodia. Según informó The Sun, Dauzet explicó que se encontraba bajo los efectos de las drogas cuando cometió el crimen pues había estado fumando marihuana. Su abogado utilizó esto en su defensa durante el juicio: "Es una tragedia para todos los involucrados en la situación y creo que resalta los peligros de consumir drogas en nuestra sociedad. Mi cliente ha asumido la responsabilidad de sus acciones".

Habiendo confesado el crimen, Dauzet ha sido condenado a 52 años de prisión, teniendo que cumplir 26 antes de obtener la libertad condicional.

Antes de lo ocurrido, Natasha había publicado en su pagina de Facebook: "Soy la chica más feliz que haya tenido un marido e hijos maravillosos y los amo".

A más de un año de los hecho, Dauzat admitió haber decapitado a su esposa frente a sus hijos, cuyo cuerpo también fue encontrado con docenas de heridas de arma blanca. El acuerdo se alcanzó después de que Dauzat aceptó el pedido de la familia de Natasha para evitar que los niños revivieran el horrible incidente si el caso iba a juicio. "No querían someter a los niños a un juicio y hacer que revivieran esos recuerdos", dijo el fiscal adjunto del condado McLennan, Michael Jarrett. El asesinato ocurrió en la casa de la pareja en Bellmead, una ciudad al noroeste de Waco, Texas, en agosto de 2016

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO

 

LEER MÁS