Autoridades mexicanas confirman la muerte de la española Pilar Garrido, tras semanas desaparecida

Tras semanas de incertidumbre, las pruebas genéticas dieron positivo al cuerpo de Pilar

María Pilar Garrido Santamans desapareció en Tamaulipas el pasado 2 de julio, tras pasar unos días en la playa con su marido y su hijo de un año. La española llevaba viviendo tres años en Ciudad Victoria, Tamaulipas, en la parte noreste de México. Su esposo fue quien presentó la denuncia de su desaparición y de acuerdo con su declaración, unos sujetos los interceptaron en el camino, exigiéndoles que entregaran el vehículo donde viajaban, pero cuando les pidió que esperaran porque tenía que recoger al bebé del asiento trasero, los asaltantes se llevaron a Pilar.

Tras la denuncia, autoridades de México y España se coordinaron para encontrarla con vida sin embargo, después de poco más de un mes de incertidumbre, las autoridades mexicanas confirmaron su muerte. De acuerdo con las autoridades mexicanas, una vez confirmado esto, continuarán con "el proceso de investigación para esclarecer el homicidio".

El pasado 26 de julio, la Procuraduría de Tamaulipas había reportado una osamenta en el municipio Villa de Casas, cerca de la carretera Soto La Marina en Ciudad Victoria pero advirtió que no podían sacar conclusiones"hasta no tener pruebas genéticas”.

El caso ha resultado difícil de esclarecer ya que no se sabe cuál pudo haber sido el motor del secuestro, ya que hubo una ausencia de petición de rescate o de una comunicación entre los captores y la familia, además de que no se llevaron ni dinero ni pertenencias de la familia.

Dori Villalba, tía de Pilar Garrido, escribió una carta al gobierno de Tamaulipas, exigiendo justicia, dice que México no es un país seguro

La violencia en aumento

Entre enero y mayo se han registrado 686 homicidios y 105 secuestros, de los 568 registrados en el país en los primeros cinco meses del año, según datos oficiales.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2016 se denunciaron casi 30 mil casos de posibles delitos sexuales en todo el país, incluyendo violaciones y hostigamiento.  En 2015 se reportaron 27 mil denuncias, tres mil menos que en 2016. Las cifras indican que cada 24 horas se denuncian al menos 81 nuevos casos de violencia sexual en el país, un promedio de entre 3 y 4 violaciones o abusos sexuales por hora.