El fútbol femenil: sin la proyección ni el dinero que generan las ligas varoniles

Aunque cada vez hay más ligas de mujeres en el mundo, sigue habiendo discriminación y desigualdad en el juego del balompié.

Por Andrea Sánchez

Quien diga que el fútbol es cosa de hombres, está equivocado. No lo practico, pero me divierte y entretiene ver partidos de fútbol tanto como leer un buen libro o ir la cine. Disfruto de los partidos del mundial o de la Champions, sé qué es un fuera de lugar, cuando el árbitro debe sacar tarjeta roja y muchas reglas más. Así que no, ser mujer no te hace odiar el fútbol. 

En México se acaba de anunciar que habrá una Liga Femenil MX en la que competirán 18 equipos de Primera División para mujeres que serán categoría Sub 23 y Sub 17. Esto es sumamente relevante, en una contexto como el de México, donde el fútbol sigue siendo uno de los deportes más vistos por las mexicanos, pero con una hegemonía masculina como en todo el mundo.

Aunque sea una buena noticia, cabe destacar que no será hasta septiembre de 2017 cuando arranque de manera formal. Todavía no se sabe dónde se llevarán a cabo los encuentros ni si habrá patrocinadores. De las transmisiones a través de televisión aún no hablamos, pues se desconoce si las televisoras se interesarán en darle promoción al balompié protagonizado por mujeres.

DESCUBRE MÁS:

 

El panorama del mundo no es diferente. Si bien Europa se caracteriza por tener ligas femeniles, en este lado del mundo ligas como la Women's Professional Soccer de los Estados unidos puso en duda la viabilidad del fútbol femenino en la Unión Americana. Ante el fracaso de la liga estadounidense, el éxito de Francia ha alcanzado niveles que podrían igualar al fútbol masculino, donde equipos como el Olympique de Lyon han logrado llevarse el trofeo de la Liga de Campeones Femenina de la UEFA, aunque de nuevo, la falta de visibilidad hace que sólo los verdaderos seguidores de este deporte se enteren pues la baja difusión de los medios impide que la popularidad aumente.

Hope Solo es considerada la mejor portera del mundo, con una carrera intachable, ha ganado el Guante de Oro entregado por la FIFA, pero de nuevo, la poca visibilidad del fútbol femenil ha hecho que sepamos poco o casi nada sobre ella.

Los salarios de las jugadoras no son malos, pero comparados con los de las estrellas del fútbol mundial podemos ver que existe una gran desigualdad. Por ejemplo, una de las mejores pagadas es Alexandra Morgan quien tiene un suelo de $450 mil dólares mensuales, mientras que Thiago Silva del París Saint-Germain se embolsa $256 mil euros semanales. Aunque no se trata de las mismas ligas, es evidente que existe una desigualdad salarial como en muchas otras áreas.