logo
Actualidad 24/07/2015

Los hombres que acosan en línea son perdedores, literalmente

Los acosadores podrían encontrar este descubrimiento como una razón poderosa para dejar el acoso y mejor ponerse a mejorar sus habilidades.

Por : Ana Díaz

El acoso en línea es un problema serio que se vive en todas partes del internet, y uno de los más marcados es el de género, de hombres a mujeres. El 40% de los usuarios de Internet lo han experimentado y las mujeres están en un grupo especialmente vulnerable a él. Al menos 25% lo han experimentado.

Se vive en sitios de juegos, en Instagram, Tinder, etc. Y aunque algunas mujeres han tomado acción en contra de sus acosadores, lo cierto es que no está cerca de terminar, mientras que sus perpetradores se refugian en el anonimato.

El journal PLOS, realizó un estudio sobre este enigmático comportamiento, ya que como sus investigadores recalcan que el acoso no es un comportamiento inherente a todos los hombres, y se puso como reto encontrar qué es lo que los acosadores de mujeres tienen en común.

Para lograrlo, según el Washington Post, usaron la plataforma del videojuego Halo 3. Esto por cuatro razones: la primera es que es un juego donde los usuarios se encuentran poco unos con otros, hay anonimato, nadie exige responsabilidad sobre los comentarios o acciones, y el hecho de que está fuertemente dirigido hacia hombres. El juego también ofrece información sobre el sexo del jugador y su habilidad.

Siguieron el comportamiento de cómo los usuarios trataban a las usuarias durante 163 partidas del mismo. Esto con base en los comentarios que hacían unos a otros.

Pero mientras observaron los comentarios que realizaban entre hombres, notaron que unos con otros eran bastante cordiales, sin importar su nivel de habilidad o cómo iba el juego. Esta tendencia se repetía. Incluso, los hombres de menor nivel se comportaban de modo sumiso con los que tenían uno más alto. Y los caballeros con altas habilidades, eran cordiales y daban cumplidos a otros jugadores, hombres y mujeres.

Sin embargo, algunos jugadores, los que tenían menores habilidades y estaban teniendo un desempeño más bajo, hacían de manera frecuente comentarios ofensivos a las jugadoras. En otras palabras, se observó que los hombres sexistas son, literalmente, perdedores. Como explica el estudio:

Los hombres de bajo status y bajo rendmiento tienen más que perder como consecuencia de una reconfiguración jerárquica cuando entra una mujer competitiva. Ya que los hombres suelen valerse de la agresión para mantener su status social dominante, el aumento de la hostilidad hacia una mujer por hombres de bajo estatus, puede ser un intento de ignorar el desempeño de una colega y suprimir la perturbación en la jerarquía para mantener su rango social.

Los investigadores del estudio admiten que, aunque este estudio se centró en un videojuego, en otras ramas aplica la misma lógica. Lo único que no proponen es cómo resolverlo. Yo propondría hacerlo más conocido, porque, ya saben, cualquier hombre que intente acosar a una mujer estará declarando lo poco que confía en sus habilidades.