Suprema Corte de EE. UU. reconoce matrimonio gay en todo el país

¡Histórico! Todos los estados de la Unión Americana deberán permitir el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Este día se convierte en una fecha histórica. La Suprema Corte de Estados Unidos adoptó hoy una decisión importante: las parejas del mismo sexo tendrán derecho al matrimonio en cualquier lugar del país.

Hasta ahora, las parejas de gays y lesbianas podían casarse sólo en 36 estados y en el Distrito de Columbia. De ahora en adelante, los otros 14 estados en el sur y centro-norte del país, deberán anular sus prohibiciones a la unión legal entre parejas homosexuales.

El presidente Obama celebró este avance en su cuenta de Twitter:

 

El día de hoy representa un gran paso en nuestra marcha hacia la igualdad. Gays y lesbianas ahora tienen el derecho de casarse, igual que todo el mundo. #ElAmorGana

Con esta medida terminan dos décadas de litigios en la Suprema Corte estadounidense en torno al matrimonio y los derechos de los gays.

¿A partir de cuándo?

El decreto no entrará en vigor de forma inmediata, pues la Corte da 3 semanas a la parte derrotada para solicitar una reconsideración. Sin embargo, a partir de este momento, el riesgo al emitir licencias de matrimonio homosexual, será mínimo.

Cuando el plazo de las 3 semanas se cumpla, el matrimonio homosexual será oficialmente legal en todo el territorio estadounidense.

A propósito, en días pasados, la Suprema Corte de México reconoció que será ilegal negar el derecho al matrimonio a parejas del mismo sexo. Sin embargo, para obtener la validez oficial es necesario solicitar un amparo.

Derechos de las personas homosexuales en el mundo

derechoshomosexualeselpac3ads660x650.jpg

© El País

Como puede verse en este mapa publicado por El País, la legislación con respecto a la homosexualidad es diferente en cada país: del matrimonio a la pena de muerte, pasando por las leyes de convivencia.

Imagínenese si la heterosexualidad se legislara de la misma forma. Al mundo todavía le falta mucho en materia de derechos humanos, pero la medida de hoy es un paso hacia la igualdad.

(A Nintendo y los videojuegos también les falta un largo camino por recorrer: por fortuna, los protagonistas de Fire Emblem Fates ya pueden casarse con personajes de su mismo sexo.)