Actualidad

Hoy cumple 11 años “Eternal Sunshine of the Spotless Mind”

Hoy recordamos a la película que nos hizo amar los recuerdos de nuestras historias de amor.

La historia de Joel y Clementine en “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” (2004) no solo se convirtió en un clásico del género romántico, también llegó a plantearnos las preguntas más profundas sobre el amor y el dolor. Hoy cumple 11 años desde su estreno en las salas de cine, y es imposible no traerla de vuelta.

Si pudieras borrar algún recuerdo de tu mente sobre el amor de tu vida, ¿lo harías? Piensa en la posibilidad de arrancar de una vez por todas su nombre y su historia, todo eso que despertó en ti, lo más perverso y lo más divino. Seguramente lo has considerado un par de veces, pero luego vimos esta película y reflexionamos sobre el peligroso arte de olvidar.

Pocas cosas son tan inútiles como eso, porque es casi como arrancar de nuestra vida experiencias únicas que nos construyeron hasta convertirnos en lo que somos ahora. Sería negar parte de nuestra propia existencia y en ese momento estaríamos perdiéndonos en el vacío.

Los recuerdos son lo que le dan sustancia a nuestra razón de ser, y a pesar de ser una alternativa super necesaria en ciertos momentos, eso de borrar los recuerdos de forma tan radical solo nos haría repetir la misma estupidez una y otra vez. ¿Te imaginas eso? Borrar para siempre lo único que te salva de volver a cometer un error.

Recordemos entonces algunos extractos de esta maravillosa obra:

Bienaventurados los olvidadizos pues superan aún sus errores.

Tags

Lo Último


Te recomendamos