logo
Actualidad 30/12/2013

Tips para sí cumplir tus propósitos de Año Nuevo

Y que el año siguiente no comiences con un copy-paste de tu lista de este.

Por : Pola Thrace

Típico: llega el final del año y estás lleno de entusiasmo y esperanza, te haces a la idea de dejar atrás las cosas que te hacen mal ¡y comenzar el año con el pie derecho ahora sí! Ahora sí, porque a tu lista de propósitos casi podrías sólo cambiarle el año en el titulo, y nunca los has cumplido.

No se trata de darse por vencido o de bajar las expectativas, sino de ser realistas y tener un método. ¡Es una lista de propósitos, no de deseos! Aquí tienes algunos tips para que 2014 sea el año en que cumplas tus propósitos. ¡Ahora sí!

Haz propósitos realistas

Que no vayas a odiar a las tres semanas. Si por tu trabajo solamente puedes salir a correr a las 4 a.m., haz el propósito de correr dos días a la semana y no todos, por ejemplo. O, en vez de una dieta en la que puedes comer puro coco por un año, escoge una de frutas y verduras que de vez en cuando te permita un snack. El chiste es tener también planeados los intermedios para que no te parezca tan difícil de lograr que simplemente deseches tu propósito.

No sólo qué, también cómo y cuándo

Si tu propósito es “bajar de peso” está muy bien, pero también muy vago. ¿Cómo vas a bajar de peso? ¿vas a ir al gimnasio, ponerte a dieta, visitar un nutriólogo? Tienes que hacer un plan y éste debe de ser con el tiempo: estar a dieta dos meses, ir al gimnasio dos días a la semana por tres meses y luego ir subiendo, bajar a la mitad tu consumo de cigarros de aquí a febrero con parches y dejarlo por completo en abril… Siempre combina el qué con el cómo y el cuándo. Y hablando de cuándo, ¡comienza de inmediato! Nada de que en febrero son las inscripciones. Ya que tienes la gran meta, enfócate en el proceso.

Consigue un coach

Llama a tu mejor amigo, hermana, mamá o terapeuta y platícale tus propósitos. Pide que sea tu coach, esa persona que te ayude a mantenerte motivado y dale también tus fechas. Puedes ofrecerte a hacer lo mismo por él y si tienen propósitos en común, como bajarle a los tragos o el cigarro, ¡qué mejor que hacerlo juntos! Tienes que estar consciente de que tu entusiasmo bajará con el tiempo así que hay que encontrar maneras de reencontrarlo, ¡pide ayuda!

No te desanimes

Si te fallaste, no te desanimes, a todos nos pasa. Ponte un día a la semana, de preferencia el lunes, para volver a empezar. ¿Dejaste tu dieta? ¡El lunes la retomas con todo! Así matas dos pájaros de un tiro: conviertes ese odiado día de la semana en el que siempre se reempiezan cosas en algo positivo, y partes tu propósito en 52 nuevas oportunidades de cumplir tus metas.

Otra forma de animarte es manteniendo un diario de tus metas y ¡premiándote cuando las logres! Si te funciona un chocolate por cada exitosa semana de gym, un spa por cada exitoso mes y un vestido talla 4 cuando por fin la alcances ¡adelante! El chiste es darle también beneficios colaterales para mantenerte motivado.

¡Empieza el año con todo! ¡Que se cumplan todos tus deseos y que tus propósitos los cumplas tú!