logo
Actualidad 17/12/2013

5 ideas de regalos para alguien que no conoces bien

Toma nota: esto puede ahorrarte dolores de cabeza en el intercambio de la oficina o con el regalo de la prima lejana.

Por : Pola Thrace

No falla, en el intercambio navideño de la oficina te toca alguien y tienes que preguntarle a tu colega de a lado quién es. O, en el de casa, esa prima lejana que nunca habías visto pero que invitaron este año a la fiesta porque… ¿por qué era? Aunque no estés en ese caso, a veces tienes que comprar regalos para personas que no conoces bien, como tu cuñado (el tuyo, el mío es lo máximo y lo conozco bien), la hermana de tu suegra o los familiares de tus empleados.

En todo caso, dar un regalo si no conoces los gustos de alguien puede ser un dolor de cabeza. ¡Abajo los calcetines y las bufandas impersonales! Aquí tienes cinco cosas que muy probablemente sí le gusten y no guarde para dar en su intercambio de la oficina.

La infalible tarjeta de regalo

Sí, es impersonal, pero si no eres súper tacaño al menos sabrá que sí intentaste darle gusto. Las de librerías grandes, tiendas departamentales y tiendas de música son las más útiles. La de iTunes es buena idea pero asegúrate de que tenga un aparato en el que le sirva de algo. La experiencia me dice que este regalo funciona mejor en hombres que en mujeres, no logro comprender por qué.

Pero mira cómo bebe…

Si te has topado a esta persona antes en una fiesta haz un esfuerzo y recuerda si estaba tomando whisky o tequila, ¿quizá vino? una buena botella siempre se agradece. Si se trata del colega de trabajo, espíalo un poquito y mira si toma café o té, puedes regalarle alguno muy fancy para que no tenga que tomar ese barato que ponen en la oficina. Sólo ahórrate la taza que dice “Ho-Ho-Ho!” de verdad, nadie quiere una de esas.

Una ida al cine

No, tampoco lo saques en una cita, pero pocas son las personas a quienes no les gusta ir al cine o ver la tele. Para no errarle con el DVD que no le gusta o ya tiene, varios pases para el cine o una suscripción a Netflix pueden hacer felices a muchos. Si crees que le da más por la música, una suscripción a Spotify también puede funcionar. El caso es no imponerle tus gustos.

Todos comen

Eso es seguro. Tu prima lejana y la hermana de tu suegra tienen algo en común: en algún momento tienen que comer (idealmente tres veces al día, pero cada quién). Las canastas de comida que venden en muchas tiendas grandes no fallan, y en muchos sitios puedes elegir los productos para adaptarlas a tu presupuesto. Sólo intenta averiguar si es vegana o le va a Green Peace antes de ponerle foie gras. Si viven en la misma ciudad, un bono para dos personas en tu restaurante preferido, con una nota con las recomendaciones en el menú, también es un gran detalle.

Un masaje

Más bien un vale por uno en un spa, o un pedicure y manicure en un salón elegante. A muchas mujeres les gustará este regalo, en todo caso más que una canasta con velas y jabones aromáticos. No, no tenemos nada contra las velas y los jabones aromáticos, lo terrible es cuando nos los regalan. Además, en general son caros y la útil canastita en la que vienen no es tan útil cuando tienes mil. Si se trata de una chica a la que le gusta cuidarse, creeme, mejor el spa o el tratamiento.

En esos tiempos la tenemos más fácil: puedes seguir a la persona en Pinterest, Twitter o Spotify para ver por dónde van sus gustos. Intenta por lo menos averiguar su color preferido, algo. ¿Alguna otra idea?