Rusia aprueba ley que prohíbe hablar de homosexualidad

Esta semana la Duma rusa aprobó una ley que permitirá sancionar la entrega de información dirigida a menores de edad sobre temas de homosexualidad.

Esta semana la Duma rusa aprobó una ley que permitirá sancionar la entrega de información dirigida a menores de edad sobre temas de homosexualidad.

El proyecto de propaganda homosexual, aprobado por 436 votos de 450 diputados, cambió su terminología y hoy se refiere a la propaganda de las “relaciones sexuales no tradicionales”

La primera lectura de La ley fue presentado originalmente por el Parlamento de Novosibirsk y aprobado el 25 de enero pasado, sin embargo está a la espera de ser validado por la Cámara alta (Consejo de la Federación) y firmado por el presidente.

La nueva ley permitirá sancionar a todos aquellos que difundan a menores de edad, información relacionada con “orientaciones sexuales no tradicionales”, o para “presentar como atractivas las relaciones sexuales no tradicionales”. Incluyendo a quienes propaguen “la idea tergiversada de que las orientaciones sexuales tradicionales y no tradicionales tienen igual valor social” e “impongan información sobre las relaciones sexuales no tradicionales que provoque el interés por esas relaciones”.

A los sujetos que caigan en esta infracción se les podrá imponer multas de 4.000 a 5.000 rublos (alrededor de 100 euros) a las personas con cargos se les impondrá multas de 40.000 a 50.000 rublos (unos 1.000 euros) y en el caso de las entidades jurídicas sus multas podrían alcanzar 1 millón de rublos o la suspensión de actividades durante 90 días.

En la segunda y tercera lectura de la ley, el término “homosexualidad” fue sustituido por un concepto más amplio y más vago justamente para no hacer propaganda del mismo, lo que genera una mayor ambigüedad, aumentando que éstos enunciados sean interpretados arbitrariamente según el criterio de las autoridades.

“Ahora no vamos a poder informar de las realidades de la vida porque en cualquier momento nos pueden acusar de violar la ley”, manifestó una maestra frente a sus propias dificultades para alertar a sus alumnos sobre las complejidades humanas. “Una parte de mis alumnos llegan con una actitud llena de prejuicios y despreciativa contra las minorías sexuales. Tengo miedo a que me denuncien, si les explico cómo es la vida”, señaló.

La frase “relaciones no tradicionales”, podría ser interpretada de muchas formas, ampliando la discriminación a la idea que se tiene por relación tradicional. La nueva redacción del documento es “mucho peor que la redacción aprobada en primera lectura”, señaló Igor Kochetkov, presidente de la red de gays y lesbianas LGBT.

De acuerdo a lo expuesto por la jefa del Comité de Cuestiones de Familia, Mujeres y Niños de la Duma, Elena Mizúlina, la propaganda de la homosexualidad entre adultos y en clubes “especiales”, no está prohibidas.

Junto a esta normativa, también fue aprobada la ley que endurece castigos contra los que ofendan los sentimientos religiosos, contemplando hasta cinco años de cárcel y multas de 500.000 rublos (más de 4.000 euros) y entrará en vigor el 1 de julio como reacción del parlamento a la actuación de las Pussy Riot en el templo de Cristo Salvador. Represión.

Fuente: ElPaís.com