Revelan estremecedoras torturas que sufrió presidenta de Brasil en dictadura

Durante tres años Rousseff se convirtió en una detenida política por estar en contra del régimen militar instaurado en 1964.

Ayer los diarios brasileños, Correio Braziliense y O Estado de Minas, publicaron una reveladora entrevista concedida por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, al Consejo de Derechos Humanos de Minas Gerais en 2001, instancia en que la mandataria relata las torturas que sufrió en dictadura.

Durante 1970 y 1973 Rousseff pasó a ser una detenida política, luego de que un tribunal castrense la condenara por pertenecer a un grupo de izquierda que luchaba contra el régimen militar instaurado en 1964 y que duró hasta 1985.

dilmarousseff.jpg

En esos tres años de encierro, la jefa de Estado asegura haber sido sometida a largas sesiones de electroshocks, azotes, intensos golpes a la altura de arrancarle un diente y amedrentamientos psicológicos como la simulación de un fusilamiento. Donde además señala que los torturadores “experimentados” la ataban en un palo cabeza abajo para después aplicarle cargas eléctricas, un método de tortura que “no deja rastro, solo te mina”, en palabras de Dilma Rousseff.

“El estrés es feroz, inimaginable. Descubrí, por primera vez, que estaba sola. Encaré la muerte y la soledad. Me acuerdo del miedo cuando mi piel tembló. Hay un lado que nos marca el resto de la vida”, afirmó la mandataria.

Las sesiones de torturas fueron realizadas en el Destacamento de Operaciones de Informaciones-Centro de Operaciones de Defensa Interna (DOI-CODI) de Sao Paulo, uno de los principales órganos de represión y tortura contra organizaciones de izquierda, situación que se repitió en otros regímenes autoritarios de la región, donde al igual que Rousseff, la ex presidenta chilena, Michelle Bachelet fue detenida y torturada en el centro de detención Villa Grimaldi y posteriormente trasladada a el recinto Cuatro Álamos.

Mujeres, víctimas de las cicatrices físicas y psicológicas de la dictadura, pero que al igual que miles de presos políticos, han logrado sobreponerse y reinventar el presente, convirtiéndose en importantes líderes políticos, sin desentender que las marcas de la tortura “las llevas dentro de ti y tu vida cambia para siempre”, como concluye la presidenta de Brasil.

Fuente: Dilma Rousseff fue torturada con descargas eléctricas durante la dictadura (El Mundo)