Revista de modelos de tallas XL ataca a las supermodelos llamándolas anoréxicas

“Las modelos de pasarela podrían ser clasificadas clínicamente como anoréxicas, según su IMC”

La edición de enero de Plus Model Magazine se tomó muy en serio defender a las modelos de tallas grandes comparándolas con las supermodelos y sus estándares de belleza nada saludables.

La modelo Katya Zharkova encabeza la campaña por la belleza real y saludable de las mujeres; y a decir verdad las fotos son un poco impactantes: en ellas podemos ver a la modelo abrazando a otra mujer que tiene medidas similares a las de una supermodelo y la diferencia se ve bastante. Acompañando estas fotos, la revista da a conocer algunos datos duros acerca de la industria de la moda y la evolución de la mujer en ella, por ejemplo:

modelo-2.jpg

-Hace 20 años, una modelo pesaba en promedio 8% menos que una mujer normal. Hoy, la diferencia es de alrededor de un 23%

-Hace 10 años, las modelos de tallas grandes utilizaban tallas entre las 12 y 18 americanas. Hoy, oscilan entre las tallas 6 y 14. La mujer latinoamericana promedio es talla 8 o 10

-Casi todas las modelos de pasarela, por su Índice de Masa Corporal, podrían ser clasificadas clínicamente como anoréxicas.

Independientemente de qué lado de la balanza te pares, hay algo definitivamente mal en los estándares de belleza que tenemos hoy en día y en la manera en que los afrontamos. Por un lado escuchamos de modelos anoréxicas ganando concursos de belleza y por el otro, cada vez más países anotan la obesidad como una de las principales causas de muerte, como es el caso en México.

El mensaje de esta campaña llama a las mujeres a sentirse cómodas con su cuerpo pero en ninguna parte las invita a cuidar su alimentación ni a hacer ejercicio, factores fundamentales para la salud tanto física como mental.

Creo que la clave está en no obsesionarse con la forma de nuestro cuerpo, compararnos con otras mujeres probablemente solo ayude a sentirnos más incómodas porque nuestros senos no son así o porque nuestras caderas son muy anchas o viceversa. Hace falta una campaña que no defienda ni a un lado ni al otro.

¿Qué opinas?