logo
/ archivo
Salud 22/09/2019

El mejor remedio casero para aliviar los golpes es el árnica

El árnica estimula la regeneración de los tejidos internos, todos los ligamentos y fibras del tejido conectivo.

El árnica es una planta que tiene grandes poderes para aliviar cualquier golpe, moretón, dolores, desgarros musculares e inflamaciones. Es un antiinflamatorio y astringente, que puede ser aplicado en niños, hombres, mujeres y adultos mayores, sin mayores precauciones.

Y es que el árnica estimula la regeneración de los tejidos internos, todos los ligamentos y fibras del tejido conectivo.

Para evitar un moretón, hay que aplicarla justo después de recibir el golpe o padecer la torcedura.

Las bondades que aporta para nuestra salud son muchas, entre ellas se encuentran que:

– Reduce el dolor en caso de desgarro, distensiones musculares y esguinces.

– Alivia dolores reumáticos.

– Reduce la sensación de dolor en caso de congelación. También reduce la hinchazón.

– Favorece la circulación sanguínea.

– Evita que se formen moretones o acelera su eliminación.

– Ayuda a aliviar el dolor de golpes o torceduras.

¿Cómo preparar un ungüento con árnica?

La elaboración es muy fácil y sencilla:

– Solo debes agarrar unas flores ó hojas de árnica, y la pones a hervir en medio litro de agua, seguidamente se hacen baños en la zona afectada.

Igualmente, el té de árnica aporta distintos beneficios a nuestra salud. Es una planta curativa que, de acuerdo con estudios publicados por The National Institute of Health, Estados Unidos, alivia dolores musculares y tiene fuertes propiedades cicatrizantes.

¿Cómo se prepara el té de árnica?

– Es muy sencillo. Debes agregar 250ml de agua en un recipiente y colocarlo en la estufa a fuego lento.

– Luego, agrega un puño de planta de árnica natural y espera hasta que hierva durante 15 minutos.

– Deja reposar la mezcla durante 10 minutos y estará lista para beber.

– Si tomas el té de árnica en ayunas, tendrá un mejor efecto; sus propiedades se absorben mejor en el organismo.

– Además de la opción de beberlo, también puedes aplicarla directamente en la zona afectada: por ejemplo, si tiene un hematoma, puedes remojar un pedazo de algodón en el té y aplicarlo haciendo presión suave en la zona.

– Si no te agrada el sabor del té de árnica, y te parece un poco intenso, puedes endulzarlo con una cucharada de miel natural.

Te recomendamos en video: